Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



GLOBAL


Firma jurídica de FIFA capta segundo cliente en el fútbol

Bloomberg | Miércoles 18 mayo, 2016

Alejandro Domínguez, presidente de la organización de fútbol sudamericana conocida como Conmebol, confirmó el nombramiento de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan LLP. Shutersotck/La República


 La firma jurídica estadounidense que representa a la FIFA en la crisis de corrupción que está estremeciendo al mundo del fútbol está agregando al ente gobernante sudamericano envuelto en un escándalo a su lista de clientes.
Alejandro Domínguez, presidente de la organización de fútbol sudamericana conocida como Conmebol, confirmó el nombramiento de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan LLP. Dijo que confiaba en que no había ningún conflicto de intereses y que la firma tratará al ente sudamericano con el mismo nivel de importancia con el que trata a la FIFA, el ente gobernante del fútbol a nivel mundial.
Conmebol, junto con la organización que representa al fútbol en América del Norte y Central, es la que más ha sufrido por una investigación de los Estados Unidos de un esquema de sobornos y corrupción que lleva décadas. La investigación ha conducido hasta ahora a acusaciones contra más de 40 personas, incluyendo tres de los ex presidentes de Conmebol.
Aunque no se ha acusado a la Conmebol de cometer algún crimen, los líderes de las asociaciones de fútbol en los diez países que representa fueron acusados de recibir sobornos a cambio de derechos televisivos para eventos. Domínguez asumió este año luego de que su predecesor, Juan Ángel Napout, fuera detenido en una segunda ola de arrestos en diciembre.
Conmebol había sido representada por McDermott Will & Emery de Boston antes de que Domínguez decidiera cambiar por Quinn, que ha presentado facturas por millones de dólares a la FIFA. Esta dijo en marzo que los costos legales de 2015 relacionados con el escándalo contribuyeron a la primera pérdida financiera de la organización desde 2002. Los gastos en “cuestiones legales” prácticamente se duplicaron con respecto al año anterior, a $62 millones.
Quinn Emanuel se ha visto involucrada en una cantidad de casos de grandes corporaciones, trabajando tanto a favor como en contra de las compañías. El año pasado representó a consumidores que demandaron a Volkswagen por su fraude en las pruebas de emisiones, a un grupo de inversores y acreedores —incluyendo al prestamista holandés Rabobank Group— que demandaron a Citigroup por un escándalo que involucró a su subsidiaria mexicana Banamex y al ex máximo responsable ejecutivo de PetroTiger, Joseph Sigelman, que admitió conspirar para sobornar a un funcionario de la petrolera estatal colombiana Ecopetrol SA.
Domínguez ha tenido dificultades para mantener a flote a la Conmebol. FIFA todavía no ha completado una auditoría que permitiría a Conmebol recibir $10 millones en subvenciones que han estado congeladas debido a la crisis. Los abogados anteriores de Conmebol escribieron en febrero al Departamento de Justicia de los Estados Unidos para solicitar una parte de los fondos que han sido incautados o pagados en penalidades por los funcionarios a cargo del caso.
Domínguez no reveló el costo de contratar a Quinn. “No se preocupen, sé lo que estoy haciendo”, le dijo a Bloomberg News. Es probable que la cantidad esté cerca de los $4 millones, lo mismo que pagó la Asociación de Fútbol de América Central y el Caribe, conocida como Concacaf, a sus abogados durante el año que terminó en diciembre de 2015. Todos los funcionarios y comerciantes de deportes arrestados hasta ahora están vinculados con la Concacaf o la Conmebol.