Fin alocado para el principal fondo cotizado europeo WisdomTree
Enviar

 Una estrategia de inversión bursátil en Europa que enamoró a inversores de todo el mundo durante el 2015 y atrajo el mayor volumen de capital en renta variable está estallando en las manos de muchos.
La estrategia de invertir a largo en acciones europeas mientras se mantiene una cobertura en divisas que protege frente a las fluctuaciones del euro es la técnica utilizada por el WisdomTree Europe Hedged Equity Fund.


El fondo se ha hundido a un récord de 14% en diciembre, borrando sus ganancias anuales.
WisdomTree había ganado un 23% en abril y seguía por encima del 18% en julio. Golpeado por los retiros, el valor de mercado del fondo cotizado en bolsa ha caído a $17 mil millones desde más de $22 mil millones en agosto.
Los inversores están sacando su dinero del fondo como nunca antes, luego de que el aumento de Mario Draghi a la política de estímulos del Banco Central Europeo no alcanzó las expectativas, provocando una caída de las bolsas de la región y la apreciación de la moneda europea.
“Muchos inversores han estado protegiéndose a sí mismos contra un euro más débil, apuntando a un rendimiento de acciones europeas que han sido muy fuertes este año, siempre y cuando se cubriera el euro”, dijo Ewout van Schaick, jefe de carteras de multiactivos en NN Investment Partners en La Haya.
Su firma supervisa 180 mil millones de euros ($198 mil millones). “Esa historia parece que terminó después de las recientes acciones del banco central. Los inversores son optimistas sobre las acciones europeas, pero están menos seguros de si tiene que ser mediante una cobertura”.
El fondo alcanzó un crecimiento espectacular a inicios de este año ya que su cobertura se volvió de vital importancia cuando el Banco Central Europeo comenzó su programa de compra de bonos, desencadenando un debilitamiento del euro a niveles no vistos desde 2003, y un 22% de aumento en los mercados bursátiles de la región.
En los primeros cuatro meses del año, los operadores vertieron $13 mil millones en este fondo, convirtiéndolo en el vehículo favorito para apostar en acciones europeas.
Llegado diciembre, las cosas no se ven tan bien. El Índice Euro Stoxx 50 cae 7,1%, encaminándose a su peor final de año desde 2002, mientras el euro está listo para su mayor avance contra el dólar desde abril.
Los expertos en previsiones no ven a la divisa moviéndose demasiado a partir de ahora. Se debilitará a $1,05 y se mantendrá en ese nivel durante los primeros tres trimestres del próximo año, antes de comenzar su rebote, de acuerdo a las proyecciones. Se ha mantenido alrededor de $1,09 durante la mayor parte de diciembre.
Eso no significa que hay un consenso pesimista sobre las acciones europeas. Incluso sin un significativo debilitamiento de la moneda, los estrategas esperan que las acciones de la zona euro escalen otro 12% para finales del próximo año, ayudadas por la recuperación económica, los estímulos del Banco Central Europeo y las bajas valoraciones. A 14,2 veces las ganancias estimadas, las compañías del Euro Stoxx 50 son más baratas que aquellas en el Índice Standard Poor’s 500 Index o el índice MSCI de todos los países.
“Todavía creemos en las acciones europeas”, dijo Van Schaick. “La recuperación económica europea está en etapa inicial, así que todas las luces están en verde para Europa. El próximo año lo harán mucho mejor que las acciones estadounidenses”.


Ver comentarios