Enviar
Filmeguía 31-5-08

Mario Giacomelli
Para la República

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal
“Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull” (2008), de Steven Spielberg. Con Harrison Ford y Cate Blanchett. En su cuarto largometraje, el entrañable cazador de tesoros busca la mítica ciudad de El Dorado. La trama ofrece más de lo mismo: acción arrolladora, elementos fantásticos y una pizca de ironía, en una confección exótica. Hay leves caídas de ritmo, pero el entretenimiento es sólido. Desenvuelta.
Calificación: 7

Iron Man – El hombre de hierro
“Iron Man” (2008), de Jon Favreau. Con Robert Downey Jr. y Gwyneth Paltrow. Agradable fantasía basada en una revista de cómics. Describe el nacimiento de un superhéroe dotado de una sofisticada armadura voladora. Es una aventura simple y bien contada, con un reparto perfectamente escogido. A nivel espectacular funciona, aunque se queda corta con respecto a otros títulos similares. Metálica.
Calificación: 7

Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian
“The Chronicles of Narnia: Prince Caspian” (2008), de Andrew Adamson. Con Ben Barnes y Sergio Castellitto. Segunda parte de un célebre ciclo fantástico. Los hermanos Pevensie vuelven al mágico mundo de Narnia para luchar contra un cruel dictador. Se nota un enorme desperdicio de talento y dinero, en esta aventura estandarizada, que palidece en comparación con la entrega original. Intrascendente.
Calificación: 6

Meteoro – La película
“Speed Racer” (2008), de Andy y Larry Wachowski. Con Emile Hirsch y Christina Ricci. Fría rendición cinematográfica de una conocida serie de animación japonesa. Ilustra las hazañas de un joven piloto de autos de carrera. Larga y reiterativa, no toma en cuenta las exigencias de su público-meta. Es un indigesto festín de trucos digitales, que no provocan ninguna reacción y al rato, cansan. Atropellada.
Calificación: 4

El títere
“Dead Silence” (2007), de James Wan. Con Ryan Kwanten y Amber Valletta. Inepta entrega en el paupérrimo subgénero de los muñecos diabólicos. Cuenta la descabellada historia de un tipo que investiga por su cuenta el brutal asesinato de su esposa. La realización es flojísima en cada una de sus facetas. Concreta lo peor que le pueda pasar a una película de terror: en lugar de asustar, da risa. Hilarante.
Calificación: 1
Ver comentarios