Enviar
Filmeguía 28-2-09

Mario Giacomelli
Para la República

Quisiera ser millonario
“Slumdog Millionaire” (2008) de Danny Boyle. Con Dev Patel y Freida Pinto. Brillante producción inglesa, rodada en la India. Digna ganadora de 8 premios Oscar, cuenta las experiencias de un niño de la calle, quien llega a participar en un célebre concurso televisivo. Es al mismo tiempo un emotivo drama de denuncia y un relato esperanzador, con connotaciones universales. Dirección formidable. Alentadora.
Calificación: 9.

La escafandra y la mariposa
“Le scaphandre et le papillon” (2007) de Julian Schnabel. Con Mathieu Amalric y Emmanuelle Seigner. Valiente, honesta e inspiradora producción francesa sobre un afamado periodista, quien sufrió un derrame e quedó paralizado, con la excepción de su ojo izquierdo. Aún así, logró dictar una libro de memorias. Es una historia muy conmovedora, narrada con desbordante imaginación visual. Estremecedora.
Calificación: 9.

Satanás
“Satanás” (2007) de Andrés Baiz. Con Damián Alcázar y Marcela Mar. En esta lamentable producción colombiana, inspirada en hechos reales, se juntan varias historias paralelas. Todo gira alrededor de una espeluznante masacre, ejecutada en Bogotá por un ex militar. Entre los personajes, hay un cura lujurioso y una estafadora víctima de violación. Trama sórdida, desarrollada con tono morboso. Sensacionalista.
Calificación: 4.

Simplemente no te quiere
“He’s Just Not That Into You” (2009) de Ken Kwapis. Con Ben Affleck y Jennifer Aniston. Comedia sentimental, burda y rutinaria, basada en un exitoso libro de autoayuda. Presenta una decena de personajes, los cuales se van involucrando en diferentes líos románticos. A pesar de algunas intuiciones divertidas y bastante esporádicas, la narración languidece en medio de sosos estereotipos machistas. Desanimada.
Calificación: 4.

Un viaje de aquellos
“College Road Trip” (2008) de Roger Kumble. Con Martin Lawrence y Raven-Symoné. Patética farsa familiar, acerca de un policía quien acompaña a su hija en un largo paseo, rumbo a la universidad. De manera sistemática, los realizadores echan a perder todas las ocasiones de diversión. Es una mezcla indigesta de humor pueril y sensiblería. En lugar de hacer gracia, las actuaciones dan lástima. Desmedrada.
Calificación: 2.
Ver comentarios