Enviar
Filmeguía 21-2-09

Mario Giacomelli
Para la República

Coraline y la puerta secreta
“Coraline” (2009), de Henry Selick. Tenebroso relato fantástico, con muñecos animados en tercera dimensión. Ilustra las increíbles travesías de una niña soñadora, quien encuentra un portal hacia otra dimensión. Gótica y macabra, la trama contiene elementos inquietantes que la hacen poco recomendable para los más pequeños. Por lo demás, se trata de una magnífica joya, finamente acabada. Envolvente.
Calificación: 9

La escafandra y la mariposa
“Le scaphandre et le papillon” (2007), de Julian Schnabel. Con Mathieu Amalric y Emmanuelle Seigner. Valiente, honesta e inspiradora producción francesa sobre un afamado periodista, quien sufrió un derrame y quedó paralizado, con excepción de su ojo izquierdo. Aun así, logró dictar una libro de memorias. Es una historia muy conmovedora, narrada con desbordante imaginación visual. Estremecedora.
Calificación: 9

Simplemente no te quiere
“He’s Just Not That Into You” (2009), de Ken Kwapis. Con Ben Affleck y Jennifer Aniston. Comedia sentimental, burda y rutinaria, basada en un exitoso libro de autoayuda. Presenta una decena de personajes, los cuales se van involucrando en diferentes líos románticos. A pesar de algunas intuiciones divertidas y bastante esporádicas, la narración languidece en medio de sosos estereotipos machistas. Desanimada.
Calificación: 4

Persiguiendo un sueño
“Free Style” (2008), de William Dear. Con Corbin Bleu y Sandra Echeverría. Uno de los chiquillos de “High School Musical” estelariza esta paupérrima cinta para preadolescentes. Describe las predecibles vivencias de un jovencito, quien aspira a ser campeón de motocross. Más que un filme, parece episodio de una mediocre teleserie juvenil, con malas actuaciones, dirección plana y diálogos patéticos. Bobalicona.
Calificación: 3

Viernes 13
“Friday the 13th” (2009), de Marcus Nispel. Con Jared Padalecki y Danielle Panabaker. Por enésima vez, vuelve a la carga el famoso asesino múltiple Jason, villano sin personalidad, reciclado en un largometraje sin peso. Prescindiendo de cualquier lógica narrativa, enuncia una tediosa retahíla de crímenes, filmados de manera morbosa y poco imaginativa. Es más de lo mismo, hasta el cansancio. Reincidente.
Calificación: 2
Ver comentarios