Enviar
Filmeguía 1-3-08

Mario Giacomelli
Para la República

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford
“The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford” (2007), de Andrew Dominik. Con Brad Pitt y Casey Affleck. Sugestivo recuento de los últimos meses en la vida de un legendario forajido estadounidense. Revela detalles oscuros de una relación obsesiva, destinada a terminar en tragedia. Es la otra cara de la mitología del oeste. Lenta e introspectiva, parece cine europeo. Contemplativa.
Calificación: 8

Mi mascota es un monstruo
“The Water Horse” (2007), de Jay Russell. Con Axel Etel y Ben Chaplin. Un niño enlaza amistad con una bestia marina en esta convencional comedia de fantasía, hecha para ser disfrutada en familia. No es ni muy original, ni demasiado trillada. Con un trazo delicado en la definición de personajes, un humor sano y buenos trucos digitales, es un honesto producto comercial, que no irrespeta a su público. Decorosa.
Calificación: 6

Hannibal - El origen del mal
“Hannibal Rising” (2007), de Peter Webber. Con Gaspard Ulliel y Gong Li. Mediocre “precuela” (secuela ambientada en el pasado), ilustra episodios sangrientos en la niñez y juventud del célebre psicópata, Haníbal el caníbal. El protagonista trata en vano de parecerse a un joven Anthony Hopkins, pero no da la talla. La elegante dirección está de sobra, ante una trama poco ingeniosa. Descontada.
Calificación: 5

Perros de presa
“Alpha Dog” (2006), de Nick Cassavetes. Con Emile Hirsch y Justin Timberlake. Sórdido drama urbano, basado en hechos reales. Un adolescente es secuestrado por pandilleros, a raíz de una deuda de su hermano. La supuesta crítica social se queda corta: el morbo triunfa. Pretende escandalizar, mediante la representación de una juventud sumida en sexo, drogas y “gangsta rap”. Actuaciones risibles. Amarillista.
Calificación: 3

Rambo - De vuelta al infierno
“Rambo” (2008), de Sylvester Stallone. Con Sylvester Stallone y Julie Benz. En su cuarta aventura, el inoxidable veterano de Vietnam sale al rescate de unos misioneros, secuestrados en Birmania. El argumento es un pretexto escuálido para presentar truculentas escenas de matanza, donde se glorifica abiertamente el uso de la violencia y se transforma al sufrimiento en un espectáculo morboso. Perversa.
Calificación: 1
Ver comentarios