Enviar
Al menos 14 colaboradores de Chinchilla formaron parte de su gestión
Figuerismo sigue fuerte

Goza de una importante fuerza en la política y en Liberación, aunque tiene más de una década de no estar en el país

Desde hace más de un década no pone un pie en el país, José María Figueres Olsen, el mandatario entre 1994-1998, pero aún conserva su fuerza en la política nacional, al compartir fichas importantes con la presidenta Laura Chinchilla.
Al menos 14 personas, entre ministros, diputados y asesores de la gobernante, también colaboraron en cargos similares durante la gestión figuerista. Dicha cifra sería mayor, pero en el camino dos dimitieron del actual gabinete.
La influencia de Figueres en ellos es tal, que muchos han aprovechado los lazos que los unen para promover su regreso al país y su participación activa en el Partido Liberación Nacional y en la política costarricense.
Varios de ellos han viajado a España donde actualmente reside o bien han coincidido en eventos internacionales, en los cuales no esconden su interés en que vuelva, de igual forma en las bases de la agrupación verdiblanca generan un movimiento para preparar su recibimiento.
Sobre todo, tomando en cuenta que ya anunció que su retorno al país está más cerca de lo previsto.
“Miembros del gabinete, algunos diputados, otras personas que no ocupan puestos tan altos en el gobierno y liberacionistas que no están en la función pública vienen trabajando para que Figueres regrese y le están preparando el terreno”, dijo Alejandra Méndez, ex subsecretaria general de Liberación.
De quienes Chinchilla designó para llevar las riendas del país, nueve formaron parte del gobierno de Figueres o fueron electos como diputados de Liberación Nacional.
Hasta la misma Presidenta formó parte de la administración que gobernó entre 1994 y 1998, periodo en el cual se desempeñó primero como viceministra y después como ministra de Seguridad.
En la bancada liberacionista, también hay tres legisladores que conocen de cerca el accionar del exgobernante.
Tal es el caso de Luis Gerardo Villanueva, quien en esa administración fungía como jefe de fracción de los verdiblancos; Francisco Chacón, entonces viceministro de Comercio Exterior, y Alicia Fournier, quien también fue viceministra, pero de la Presidencia.
Otras personas también sobresalen por ser cercanas a Chinchilla y Figueres, eso sí, con un perfil más bajo, pero quizás más importante, pues tienen mayor influencia.
Una de ellas es Flor Isabel Rodríguez, una de las asesoras principales de la mandataria, esposa de Herrero y quien fue ministra de Información de “Chema”.
Además de Carlos Espinach, quien ha hablado a ambos gobernantes al oído y los ha ayudado a crear estrategias durante la campaña electoral y durante la gestión de cada uno.
Al inicio de su mandato, Chinchilla también había incluido en su gabinete a dos personas que fueron cercanas a Figueres: Marco Vargas y Eduardo Doryan, el primero como ministro de la Presidencia y el segundo como presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad.
No obstante, ambos se vieron obligados a renunciar a sus cargos, debido a cuestionamientos en su contra, por como realizaron sus labores.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios