Enviar
Expresidente retomó giras y reuniones comunales, en segunda visita al país
Figueres quiere una nueva Costa Rica

Próximo jueves deberá comparecer ante diputados por caso ICE-Alcatel

Aunque no cuestiona el rumbo que toma el país, el expresidente José María Figueres muestra discrepancias con la Costa Rica actual y la que él imagina.
Por ello, tras más de una década de ausencia, ya son dos las visitas que ha hecho a suelo nacional en menos de 60 días. La más reciente la comenzó el domingo pasado, cuando arribó cerca de las 10 p.m., en un vuelo procedente de Miami.
En ambas citas, su agenda ha estado copada de giras y reuniones en zonas lejanas a la capital, donde discute con líderes comunales y de diversos sectores productivos sobre la realidad nacional y su visión.
Figueres pretende hacer una radiografía de Costa Rica, para luego impulsar un proyecto país, donde se proponga cuál —a su juicio—, debe ser la ruta para alcanzar el desarrollo.
“Después de que me fui del país, el 8 de enero pasado, recorrí seis países y ahí pude constatar que Costa Rica tiene todas las condiciones para lograr metas superiores”, manifestó el exgobernante.
Sin embargo, aún se desconoce desde cuál vitrina impulsará sus ideas, ya que en reiteradas ocasiones ha negado que tenga interés en luchar nuevamente por la Presidencia de la República en 2014.
Ayer, pocas horas después de su arribo, Figueres no quiso perder tiempo y se desplazó en helicóptero hacia Puntarenas, donde se reunió con unas 65 personas de esa comunidad, entre estas, miembros del sector pesquero, turismo, educación, tecnología, autobusero y medio ambiente.
Esa es la cuarta comunidad que el expresidente recorre después de su prolongada ausencia, pues durante su primera visita —entre el 22 de diciembre y el 8 de enero pasado—, también estuvo en Guanacaste, Pérez Zeledón y San Carlos.
Las giras continuarán durante los 15 días que estará en suelo nacional y se combinarán con reuniones con líderes de su partido, Liberación Nacional y una comparecencia en la Asamblea Legislativa, donde deberá hablar sobre su supuesta participación en el caso ICE-Alcatel y responder dudas sobre los más de $900 mil que recibió de esa telefónica francesa.
El encuentro con los diputados será el próximo jueves, propiamente ante la Comisión de Ingreso y Gasto Público, la cual pidió su presencia desde el año pasado.
Dicha instancia legislativa comenzó a sesionar hace dos semanas y por ella ya han pasado varios allegados de Figueres.
Durante la primera semana fueron citados Carmen Valverde y Roberto Hidalgo, exasesores del exmandatario.
Mientras que una semana después le tocó el turno a Edgar Valverde, exgerente de Alcatel para Costa Rica, quien actualmente se encuentra en prisión, descontando una pena de 16 años por pagar dádivas a funcionarios públicos para obtener la licitación de las primeras 400 mil líneas de tecnología 3G que se comercializaron en suelo nacional por medio del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios