Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



NACIONALES


Entrevista Especial Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de la empresa

FIFCO: “Nuestra meta es que para 2025 tengamos bioenvases”

Compañía invierte en investigación de materiales alternativos

Alexandra Cubero [email protected] | Miércoles 06 febrero, 2019

Gisela Sánchez
“El sueño de la compañía en este momento es cambiarnos a bioenvases”, contó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de FIFCO. Archivo/La República


Alineado en sus planes de sostenibilidad, Florida Ice and Farm Company (FIFCO) realiza esfuerzos para erradicar los envases plásticos, bajo su proyecto Océanos.

Con el fin de encontrar un sustituto biodegradable, la compañía invierte en una investigación, que involucra desde universidades costarricenses hasta institutos en el exterior.

Para conocer sobre la iniciativa, La República conversó con Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas.

¿Qué involucra el proyecto Océanos FIFCO?

El plástico lo hemos identificado como una huella importante de la compañía; tenemos, por lo menos, desde hace diez años, de trabajar en cómo reducirla.{link1}

Empezamos usando menos plástico en las botellas, después en la reducción de cuello, el tercero fue usar PET reciclado y nos pusimos la meta de que íbamos a reciclar el 100% de los envases que mandamos al mercado (en este momento estamos en un 82%).

Sin embargo, el sueño de FIFCO, es cambiarnos a bioenvases 100% naturales, que se comporten como el plástico (durabilidad, resistencia, vida útil en el anaquel), y que en un corto plazo (tres a seis meses) se desintegre de manera segura en el ambiente.

¿En qué etapa está el proyecto?

Trabajamos en una alianza con otras empresas en Europa, institutos, universidades costarricenses, laboratorios en otros países para encontrar ese material.

Hemos avanzado al encontrar diferentes tecnologías que son mucho más costosas que el plástico, lamentablemente.

Exploramos uno hecho a base de caña de azúcar, cuesta 500 veces más de lo que cuesta el plástico. Queremos que se pueda abaratar el material para que sea factible económicamente cambiar.

¿Cuál es el plan una vez lo tengan?

Probablemente, se iniciará con envases de agua pero la idea es sustituir nuestro portafolio de botellas de plástico al nuevo bioenvase, paralelamente queremos recibir la aceptación de los consumidores.{link2}

¿Cuánto están invirtiendo en la investigación?

Muchísimo dinero porque no ha sido desarrollado, invertiremos en laboratorios y en pruebas.

Invertiríamos alrededor de $1 millón este año pero es un proceso en marcha, vamos poco a poco, muy esperanzados.

Encontramos un material que se llama PLA, que lo probaríamos en un pequeño piloto para los resultados en 2019.

¿En qué año tendrían los bioenvases en el mercado?

Va a depender de cuánto se abarata la tecnología en el tiempo, puede que nos tome dos a tres años, lo que sí esperamos es que para 2025 podamos tener un avance significativo.

¿Repercutiría en el precio de los productos?

Lo tenemos que analizar, evaluando si existe una ventana pequeña de que el consumidor esté dispuesto a pagar más o si del todo que el precio sea exactamente el mismo. No esperamos que haya una diferencia significativa.