Fiesta manuda
Enviar

Con el inicio de la segunda vuelta del campeonato, Alajuelense no tuvo piedad de Uruguay en casa y lo vapuleó con un 4-0 que elevó a los manudos a la punta.
Mucha posesión de la Liga y un Uruguay esperando la contra, tuvieron como figura a un Erick Sánchez que salvó a su equipo de una goleada peor.


Con el 0-0 al final de la primera etapa, en la complementaria, una individualidad de Gabas tras un “sombrero” a Cristian Montero y un recorte a Paulo Rodríguez, colocó con pierna izquierda el 1-0, pese a la estirada del meta lechero que no pudo evitar esta vez la anotación en 52 minutos.
Uruguay decayó y Diego Madrigal desde los 11 pasos aumentó las cifras a 2-0, Pemberton de gran nivel apareció cuando se vio exigido, Jonathan McDonald puso el tercero y a dos del final Madrigal sumaría su segundo del juego con un zurdazo.


Ver comentarios