Enviar
Fiesta con drama

El sinsabor en el rostro de los pilotos por el accidente de Lusk empañó la noche

Daniel Chacón
[email protected]

“Verlo caer e inmediatamente tener que saltar, por supuesto que afecta. Tenemos que concentrarnos mucho para no afectarnos por cosas así, sabemos que puede pasar, pero tratamos de alejar ese pensamiento y enfocarnos en el salto”, comentaba Danny Torres a los medios de comunicación.
El andaluz aceptó que la competencia fue dura, con un nivel muy alto en la que consideró que cualquiera podía ganar. También admitió estar mucho más conforme con su presentación de este año respecto a la del año anterior.
“Danny es un muy buen piloto, no se queda cómodo con un truco, lo empieza a combinar para hacerlo más atractivo. Lo de Jeremy fue lamentable, en mi criterio venía ejecutando el mejor truco de la noche”, aseguró el francés Charles Pagés, acreedor del segundo puesto del Freestyle.
El japonés Eigo Sato expresó sentirse satisfecho con el tercer lugar, en un evento en el que considera existe un nivel muy alto de competición. Al igual que sus rivales, admitió sentirse afectado por el accidente.
Además, el viento siempre ha sido un factor importante, pero nunca como en este evento. Pagés reconoció que con la situación climática del viernes hubiera sido más complejo aún, pero que el tema viento sí influye mucho en la rutina y dificulta su elección.
Este evento ha sido el más controversial primero por la intervención de la Sala Constitucional, que impidió a la Municipalidad de Tibás el cierre del inmueble por la falta de un permiso de construcción. Incluso, los sellos fueron puestos el sábado en horas de la mañana.
Ver comentarios