Enviar

Fiebre electoral contagia a Valerín

201303251005201.valerin.jpg
La fiebre electoral cada vez es más contagiosa entre los políticos. Gloria Valerín, quien defendió sus posiciones a favor de la mujer en la Asamblea Legislativa, podría ser nuevamente protagonista en Cuesta de Moras.

La exdiputada tiene interés en volver a una curul, pero en esta ocasión, de la mano del PAC, partido al que se unió tras los escándalos de corrupción que afectaron a la Unidad Social Cristiana a inicios de la década pasada.

La experiencia como Ministra de la Mujer en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, así como su paso por el Congreso entre 2002 y 2006, son sus principales cartas de presentación.

Durante esos ocho años en el servicio público, Valerín destacó como feminista y una detractora férrea del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, así como especialista en el área de los derechos humanos.

“Tengo interés en volver al Congreso para aportar mi experiencia en diversos temas, desde manejo político hasta reglamento legislativo y eso es sumamente importante para hacer una buena oposición o liderar el país”, indica Valerín, quien indica que esa ha sido una carencia en las últimas bancadas rojiamarillas.

Por el momento, la exdiputada no está ligada a ninguna de las cinco tendencias que pujan en el PAC para designar al candidato para los próximos comicios.

Asimismo, conocedora de que su capital político podría atraer votantes, Valerín espera que alguno de los aspirantes la invite a participar de lleno en un futuro cercano y que desde ya, le asignen uno de los puestos de elección popular seguros por la provincia de San José.

Esto, porque no necesita ir a ninguna escuela del PAC para empaparse de la ideología del partido, pues “sin ser arrogante creo que yo más bien podría dar las clases”.

La escuelita del PAC fue un mecanismo ideado por el partido para las elecciones de 2006, con el objetivo de evitar que los futuros diputados se declararan independientes a medio periodo, aduciendo que sus ideas no congeniaban con la agrupación rojiamarilla.

“No estoy trabajando todavía con ninguna tendencia, ni pienso trabajar si no me lo piden, pues creo que tengo una experiencia y conocimiento que se pueden utilizar de forma favorable”, expresa Valerín.

De llegar a Cuesta de Moras, Valerín podría asumir en la próxima bancada del PAC el rol de la defensa de las mujeres y los derechos humanos, el cual ha sido tomado en esta administración por la diputada Carmen Muñoz, que se le reconoce principalmente por su lucha a favor de los homosexuales.

Como diputada y ministra, a Valerín se le recuerda por impulsar la ley de penalización de violencia contra las mujeres, la cual impone penas de prisión a los agresores y que fue aprobada finalmente en 2011, tras ser rechazada en varias ocasiones por la Sala IV.

Para los comicios de diciembre de 2010, Valerín fue la candidata del PAC para dirigir la Municipalidad de San José y consiguió más de 6 mil votos, no obstante perdió el pulso contra Johnny Araya de Liberación Nacional.

Actualmente es la directora de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa, cargo que ocupa desde que dejó su curul en 2006.

En el PAC hay cinco precandidatos. Se trata de Epsy Campbell, Ronald Solís, Luis Guillermo Solís, Juan Carlos Mendoza y Claudio Monge.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios