Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



NACIONALES


Fideicomisos: Horca para el cuello de partidos

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 20 diciembre, 2013

La intención de voto para Luis Guillermo Solís del PAC es cercana al 9%, esto ha imposibilitado que el dinero negociado por medio de un fideicomiso con Lafise fluya con normalidad a la agrupación rojiamarilla. Archivo/La República


No han recibido ni la mitad de los recursos negociados con bancos

Fideicomisos: Horca para el cuello de partidos

Encuestas limitan acceso a dinero a mes y medio de elecciones

Cada vez que una encuesta de intención de voto se da a conocer, los bancos abren o cierran a discreción la llave del dinero para los partidos políticos.
A mes y medio de las elecciones nacionales, las cuatro agrupaciones políticas que firmaron fideicomisos no han recibido ni siquiera la mitad de los recursos que negociaron.

La razón es la incertidumbre que señalan las encuestas en cuanto al ganador, lo cual hace que las instituciones bancarias sean cautas a la hora prestar su dinero.
Incluso, varios partidos políticos ya “ven difícil” a estas alturas acceder a todo el dinero negociado.
“Nosotros firmamos un fideicomiso por ¢2.500 millones y hasta el momento solo hemos recibido unos ¢800 millones, lo cual es insuficiente. Es evidente que las encuestas nos están perjudicando y de seguir por el mismo camino, es probable que no nos presten todo el dinero que negociamos en un principio”, expresó Olivier Castro, tesorero de la campaña del Partido Acción Ciudadana (PAC).
Cuando los partidos políticos firmaron sus respectivos fideicomisos con el Banco Lafise o el BCR para financiar sus gastos de campaña, aceptaron que el giro de dinero se entregara por tractos y supeditado al avance en las mediciones.
De esta forma, las instituciones bancarias no ponen en riesgo sus recursos y se garantizan que los partidos separen exclusivamente los bonos tipo “A” para conseguir el retorno de sus inversiones.
Hasta finales de noviembre, los partidos estaban obligados a financiarse únicamente por medio de fideicomisos, debido a que la Sala IV estudiaba una acción de inconstitucionalidad en contra de la cesión de los bonos de la deuda política.
Esto hizo que Liberación Nacional, el Frente Amplio, el Movimiento Libertario y el PAC quedaran amarrados a estos instrumentos financieros, los cuales son más restrictivos para girar el dinero y más influenciables por las encuestas que la tradicional cesión de los bonos de la deuda política.
Ahora que los magistrados validaron los préstamos de terceras personas y empresas por medio de la cesión de los bonos de la deuda política, es poco lo que pueden hacer los partidos para fondearse porque ya están comprometidos con sus fideicomisos.
“Es un mecanismo complicado y poco práctico para los partidos políticos, pues el dinero no fluye adecuadamente. No obstante, era la única opción que teníamos en ese momento. Imagine que el Frente Amplio ha recibido solo ¢108 millones, sin importar que las encuestas nos favorecen”, indica Rodolfo Ulloa, secretario del Frente Amplio.
Pese a que el dinero llega a cuentagotas a las arcas de esos partidos políticos, lo cierto del caso es que la situación podría ser aún peor.
Por ejemplo, el Partido Unidad Social Cristiana y su candidato Rodolfo Piza, no lograron negociar fideicomisos con ningún banco debido a su escasa intención de voto.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR