Enviar
Fiat frena producción en Argentina

La ministra argentina de Industria, Débora Giorgi, consideró ayer que la automovilística italiana Fiat tomó una decisión "mezquina y alejada de la realidad" al frenar la producción de su planta de la provincia de Córdoba (centro) a raíz de la falta de piezas.
"Es incomprensible la actitud del grupo Fiat de parar la producción con el consabido perjuicio que esto le ocasiona a sus trabajadores", afirmó a la agencia estatal de noticias argentina Télam.
"El grupo argumenta un supuesto faltante de piezas ocasionado por una modificación en el sistema de importación, cuando se tienen pruebas fehacientes de que los requerimientos que la empresa realizó el viernes pasado para importar partes y piezas fueron liberados en gran parte", agregó la ministra.
Giorgi dijo que el lunes pasado el Gobierno le había pedido a Fiat que identifique y solicite "formalmente" las piezas de automóviles que necesita como "prioritarias" para que "continúe con normalidad" la producción de la planta de Córdoba.
"Sin embargo, recién ayer la empresa elevó ese pedido al Gobierno, con la planta ya parada desde el martes. Pese a eso, el Gobierno está liberando esas piezas para que la planta vuelva a ponerse en funcionamiento en el mínimo plazo posible", comentó.
"Parecería querer utilizar a los trabajadores como moneda de cambio para importar indiscriminadamente, dejando de lado un precepto básico de este Gobierno que es el de defender la producción y el trabajo argentinos, especialmente" en el sector de automoción, subrayó.
En este sentido, reiteró que "la prioridad" del Gobierno "es siempre conseguir una mayor participación de autopartes nacionales en el proceso productivo".
El Ejecutivo argentino informó este martes que el próximo 1 de febrero entrará en vigor un nuevo régimen para las importaciones de bienes de consumo, en un contexto de crecientes medidas comerciales proteccionistas.
Según este régimen denominado Declaración Jurada Anticipada de Importación, las empresas deberán informar de manera anticipada los productos destinados al consumo que quieran ingresar al mercado argentino.
Argentina ha puesto en marcha en los últimos años diversos mecanismos comerciales para proteger su producción local, como la implementación de licencias no automáticas para la importación y acuerdos con sectores clave, como el automotriz, para balancear importaciones con exportaciones.

Buenos Aires/EFE
Ver comentarios