Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Fernando Lara Bustamante: benemérito

| Jueves 06 septiembre, 2012


Fernando Lara Bustamante: benemérito

La conmemoración de la abolición del Ejército en nuestro país, época en la que surgió una gran polémica, nos motivó a rescatar meses atrás el proyecto de acuerdo denominado “Declárese Benemérito de la Patria a Don Fernando Lara Bustamante”; que se encuentra en la corriente legislativa, desde diciembre de 2011.
Don Fernando le dio un gran aporte a la democracia costarricense desde el Congreso, el Gobierno y desde su ámbito privado. Su figura es un ejemplo para la formación de los costarricenses.
El señor Lara Bustamante se desempeñó como uno de los mejores cancilleres en dos ocasiones: la primera, en el Gobierno de don Otilio Ulate, y la segunda, en el de don José Joaquín Trejos. Además, fue cinco veces diputado y ocupó el cargo de presidente de la Asamblea (periodos 1942-1948, 1958-1962 y 1960-1961).
Después de disuelto el Congreso en 1948 y debido al respeto que les prodigaba a las instituciones estatales, la democracia y la legalidad, el licenciado Lara fue llamado por la Junta Fundadora de la Segunda República para integrar la Comisión Redactora del Proyecto de Constitución Política.
El 25 de mayo de 1948, la Junta, en virtud de un compromiso del pacto Ulate-Figueres, encomendó a una comisión de nueve juristas la tarea de redactar el proyecto de la Constitución Política, que debía someterse a conocimiento de la Asamblea Constituyente a más tardar el 9 de noviembre del mismo año.
La Comisión asumió el reto y se esmeró en hacer un trabajo innovador y visionario. Fue durante ese proceso que uno de sus miembros, el licenciado don Fernando Lara Bustamante, presentó una moción para que se incorporara al proyecto la proscripción del Ejército como institución permanente. Finalmente, esa moción se aprobó.
La Comisión, no solo entregó un proyecto de constitución que buscaba la supresión permanente del Ejército, sino que lo hizo más de un mes antes del mazazo célebre de don Pepe.
Cuando el proyecto fue entregado a la Junta, en noviembre de 1948, no solo se plasmó la idea de abolir el Ejército en el artículo 10, sino que también en la exposición de motivos se mencionó, entre otras cosas: “…careciendo felizmente Costa Rica de toda tradición militar y observando los daños graves que el militarismo ha producido en casi todos nuestros países, sin ningún beneficio compensatorio, hemos pensado que no existe razón alguna para mantener un ejército”.
También, en el preámbulo se afirmó: “El pueblo costarricense proscribe la guerra como instrumento de la política internacional”,
En vista de que el proyecto de Constitución fue rechazado por la Constituyente, don Fernando Lara Bustamante pidió la ayuda de tres de sus amigos, para que hicieran una nueva moción para insertar el artículo 10 a la Constitución que finalmente se aprobaría en 1949.
Quienes presentaron esa moción en el seno de la Constituyente fueron don Juan Trejos Quirós, don Enrique Montiel y don Ricardo Esquivel.
Para el señor Lara la política no era un fin en sí mismo, sino el vehículo para ligar la actividad cívica de los costarricenses y obtener el mejoramiento de las condiciones de vida.
Por todo esto, considero que es un deber de la Asamblea Legislativa nombrar como benemérito de la patria a don Fernando Lara Bustamante.

Carlos Góngora Fuentes
Diputado