Fernández pide a Papa mediar por Malvinas
Cristina Fernández llevó un mate al papa Francisco. AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Escuchar en boca de un papa 'Patria Grande' me impactó mucho y me animó a redoblar esfuerzos en seguir en esa dirección


Fernández pide a Papa mediar por Malvinas

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pidió ayer en su reunión con el Papa Francisco, que hasta su elección era arzobispo de Buenos Aires, que interceda para abrir un diálogo entre el Reino Unido y Argentina sobre el tema de las islas Malvinas.
Con este llamamiento llegó al Vaticano la presidenta argentina, la primera mandataria que recibe Francisco, y se reunió y almorzó con el pontífice en la Casa de Santa Marta, donde se aloja aún el papa mientras preparan sus habitaciones en el palacio pontificio.
Con el papa Francisco afrontaron "un tema muy sentido para los argentinos y para esta presidencia", dijo Fernández al explicar que solicitó al pontífice "su intermediación para conseguir el diálogo en la cuestión de las Malvinas".
Por su parte, Londres declaró ayer que no espera que el Papa argentino vaya a intervenir en el contencioso de las islas Malvinas y recordó que los malvinenses han reafirmado recientemente en un referéndum su deseo de ser británicos.
La mandataria argentina recordó momentos duros vividos en 1978 con Chile, cuando en ambos países había dictaduras y casi se llegó a la guerra por el conflicto por el Canal del Beagle, para después añadir que ahora en el Reino Unido y Argentina hay gobiernos democráticos y "es necesario que se cumplan las más de 18 resoluciones de Naciones Unidas para sentarnos a dialogar".
"Es imprescindible para que todos los países cumplan las resoluciones de Naciones Unidas, y nuestra instancia al Papa va en esta dirección", añadió la mandataria.
Otros temas que afrontaron, explicó, fue la trata de personas y la esclavitud, asuntos que, dijo, siente también mucho el papa Francisco.
Aprovechó la ocasión para invitar a Jorge Mario Bergoglio a volver a Argentina, esta vez como papa Francisco, y él le contestó que le gustaría y que se trabajará para poner fecha a tal viaje.
"Tiene una agenda ya repleta, pero obviamente desea visitar Argentina", explicó Cristina Fernández, quien agregó que el Papa le comentó "que lo consultará con sus colaboradores" y que "trabajarán para poner una fecha a este viaje".
Fernández, que compareció ante los medios en un hotel romano después de dos horas de retraso, también afirmó que ha visto al Papa "sereno, seguro y tranquilo, en paz".
Pero también, agregó, "ocupado y preocupado por la inmensa tarea de conducir el Estado vaticano y el compromiso de cambiar las cosas que él sabe que tiene que cambiar".
La presidenta argentina también relató otros detalles de su encuentro con Bergoglio, con quien no se veía desde 2010, como que el pontífice le agradeció que hubiese aceptado venir a compartir la comida con él.

Roma/EFE
 

Ver comentarios