Enviar
Lunes 23 Junio, 2008

¡Felicidades Buba, le ganaste a la Fed!


Mayo 2, 1945- Berlín yace en llamas y los horrores del régimen nazi han terminado con el suicidio de Adolfo Hitler y la toma del Reichstag por parte del ejército rojo.
Se inicia la ocupación aliada y los sentimientos revanchistas llevan a algunos a proponer planes para la total desindustrialización de Alemania, siendo el más famoso el Plan Morgenthau, planteado por el político neoyorquino Henry Morgenthau Jr.
El desmantelamiento de Alemania comienza y alcanza su punto máximo en 1950, cuando los aliados terminan de remover la última maquinaria de las 706 plantas manufactureras que fueron arrasadas en ese país. También, los aliados llevaron a cabo un desmantelamiento intelectual que los llevó expropiar patentes, marcas y otra propiedad intelectual por un monto de $10 billones.
Justo cuando todas las condiciones indicaban que Alemania se hundiría, sucedió el Wirtschaftswunder, una de las recuperaciones económicas más espectaculares experimentadas por un país.
Es de común aceptación que ese milagro económico se debió en parte al Plan Marshall estadounidense, pero en su mayor parte a la reforma monetaria adoptada en 1948, la cual estableció el marco como la moneda oficial de Alemania. Aclaro que bajo el Plan Marshall Alemania recibió un monto total de $1,4 billones de asistencia, mientras que las reparaciones que debió sufragar ascendieron a $2,4 billones anuales, siendo el último pago desembolsado en 1971.
En 1957, bajo la tutela de Konrad Adenauer, se establece el Bundesbank o Banco Central Alemán, institución que se encargaría de administrar la política monetaria de ese país hasta 2001, año en que se estableció el Banco Central Europeo.
Durante su historia, el Bundesbank o Buba, su sobrenombre, proveyó la estabilidad económica que requirió Alemania para lograr su recuperación. Su labor se centró en combatir la inflación de forma implacable y en proveer un ambiente macroeconómico seguro tan necesitado por un país que recién había experimentado, en tan solo cuatro décadas, dos guerras mundiales, una hiperinflación y la ocupación por cuatro poderes externos.
Bajo la escolta del Bundesbank, el marco se convirtió en una de las monedas más respetadas del mundo. También, la influencia del Bundesbank no se limitó a Alemania, ya que este llegó a convertirse en el banco central de facto de Europa, obligando a países como Francia, Holanda y Gran Bretaña a imitar la política monetaria de esa entidad.
Es de común aceptación que la filosofía detrás del Banco Central Europeo se basa en la filosofía de Buba. Lo anterior se demuestra por las acciones antiinflacionistas del Banco Central Europeo, que a pesar de las presiones populistas de ciertos países de la Unión Europea, no cede con respecto a su mandato supremo de mantener la estabilidad de los precios.
Desde la introducción de la moneda única, Europa ha visto su economía crecer y su integración acelerarse. Un logro importante del Banco Central Europeo es haber asistido a la Eurozona a convertirse en el bloque económico más grande del mundo, después de sobrepasar a Estados Unidos en el primer trimestre del presente año.
Vaticino que bajo la influencia de Buba, ahora el Banco Central Europeo se convertirá en el banco central con mayor credibilidad del mundo, catapultando al euro a establecerse a la par del dólar como una de las monedas reserva de preferencia a nivel global.
Buba, te felicito, demostraste que una política monetaria seria y poco hollywoodense protege el interés de los ciudadanos y brinda la tranquilidad necesaria para alcanzar el desarrollo en cualquier país.

Enrique Maroto
[email protected]