Federer y Suiza retan a Francia
Roger Federer busca uno de los pocos títulos que le faltan en su amplio repertorio, la Copa Davis, la primera para su país. Archivo/La República
Enviar

Federer y Suiza retan a Francia

La final de la Copa Davis comienza hoy con el duelo de Tsonga ante Wawrinka

El inmaculado currículum tenístico de Roger Federer —para muchos el mejor jugador de la historia— solo tiene una mancha, que está dispuesto a borrar este fin de semana, y tras días de incertidumbre por una lesión de espalda, el suizo participará en el asalto a la anhelada Copa Davis frente a Francia.

201411202313020.a3333.jpg
La presencia del número dos del mundo, confirmada ayer antes del sorteo de los partidos, le da una nueva dimensión a la final, que sin él parecía tener claro color francés.
Finalmente Federer, que se ha entrenado suavemente estos días en la sede de la final, Lille (norte de Francia), buscará su primera Ensaladera formando un equipo temible junto al número cuatro del mundo, Stan Wawrinka.
El francés Jo-Wilfried Tsonga abrirá el fuego hoy frente a Wawrinka en un partido de imposible pronóstico, y de antecedentes muy igualados (3-2 para el francés).
Luego debutará Federer frente al número 19 del mundo, Gael Monfils, a quien ha batido en ocho ocasiones, frente a solo dos derrotas, aunque en su último encuentro, en el US Open, el francés lo llevó al límite en cinco sets.
El sorteo ha concedido una pequeña ventaja adicional a Suiza, ya que si Wawrinka gana el primer duelo de hoy y Federer no se halla plenamente recuperado, este podría descartarse en su debut y reservarse para la jornada del domingo contra Tsonga.
El sábado las parejas Julian Benneteau-Richard Gasquet (FRA) y Marco Chiudinelli-Michael Lammer (SUI) librarán la batalla de dobles.
Para la última jornada quedarían los enfrentamientos directos entre los números uno, Federer y Tsonga, y dos, Wawrinka y Monfils, de cada equipo, si es que la final todavía no se ha decantado de ningún lado.
Federer parece demasiado interesado en no dejar escapar esta oportunidad de agarrar la Ensaladera, quién sabe si es la última que pasará delante de su puerta.
“No corro un riesgo enorme si juego mañana (hoy). Confío en mi cuerpo, soy optimista”, declaró el suizo, algo que Monfils recibió con una sonrisa de resignación. “Si Federer ha decidido jugar, es que se siente preparado para ganar”, dijo.

201411202313020.a33.jpg

París/EFE

Ver comentarios