Enviar
Federer venció su fantasma
Sharapova avanza a tercera ronda y Venus también, tras superar lesión

Mucho más sudor que el presupuestado inicialmente tuvieron que derramar el suizo Roger Federer y la estadounidense Venus Williams para superar ayer la segunda ronda del Abierto de Australia.
En el caso de Venus, sus problemas estuvieron en el primer set, mismo que perdió 6-7 (6) y que abandonó cojeando y pidiendo asistencia médica por problemas en los abductores. No obstante, la Williams regresó demoledora y su rival, la checa Sandra Zahlavova, no pudo sostenerle el ritmo cayendo finalmente vencida 6-0 y 6-4, en los dos sets siguientes.
“Fue muy duro pero todavía no quiero volver a casa. Es un camino largo y no quiero regresar”, dijo la estadounidense tras obtener la victoria.
Al igual que Williams, la rusa Maria Sharapova superó un difícil primer set 7-6(3) y sacó el segundo 6-3, ante la francesa Virginie Razzano, además, Justin Henin y la número uno, Caroline Wozniacki superaron la ronda.
Por el lado de los varones, Federer tuvo una vez más problemas con el francés Gilles Simon , quien puso en jaque al suizo, que tuvo que emplearse a fondo para salir avante en cinco sets, y más de tres horas, 6-2, 6-3, 4-6, 4-6 y 6-3.
Federer hasta ahora no había ganado al galo, un jugador que parece tener tomada la medida al tenista más laureado de la historia. Tras ganar el suizo los dos primeros sets todo parecía transcurrir en orden, pero Federer bajó la guardia y cuando se dio cuenta y reaccionó ya se había metido en el atolladero del cual finalmente salió avante.
“Los partidos contra Gilles Simon nunca son fáciles. Cada vez que nos enfrentamos es una dura batalla, hasta el final. Espero que no haya muchas como esta”, apuntó Federer, quien durante el encuentro cometió 53 errores no forzados y que ahora enfrentará al belga Xavier Malisse.

Luis Rojas y EFE
[email protected]


Ver comentarios