Logo La República

Miércoles, 23 de enero de 2019



ACCIÓN


Federación de Gimnasia de Estados Unidos en bancarrota tras casos de acoso

Walter Herrera [email protected] | Jueves 03 enero, 2019

La medallista olímpica Simone Biles fue una de las víctimas de estas agresiones. COI/La República
La medallista olímpica Simone Biles fue una de las víctimas de estas agresiones. COI/La República


La Federación de Gimnasia de Estados Unidos se declaró en bancarrota mientras enfrenta varios procesos judiciales y demandas de indemnización de cientos de víctimas de los abusos sexuales del exmédico del equipo Larry Nassar.

A pesar de acogerse en Indiana a la protección del capítulo 11 de la ley estadounidense sobre pérdidas económicas, USA Gymnastics espera poder indemnizar a las víctimas del exmédico, cuyo escándalo saltó en 2016.

“Esta demanda va a permitir a USA Gymnastics seguir apoyando a sus atletas, a operar plenamente, a asumir sus responsabilidades con todos sus miembros y a resolver las peticiones hechas por las supervivientes de los abusos sexuales perpetrados por Larry Nassar”, explicó la organización en un comunicado.

“Les debemos a las víctimas resolver, completa y finalmente, sus reclamos tras los terribles actos del pasado y, a través de este proceso, tratar de acelerar la resolución y ayudarlos a avanzar”, dijo por su parte Kathryn Carson, recientemente elegida como cabeza de la junta de directores del organismo.

La federación, que no tiene presidente ni vicepresidente, precisó que no cuenta con recursos propios pero que las indemnizaciones estarán cubiertas por contratos con aseguradoras suscritos antes del escándalo de Nassar.

Esta petición podría permitir a la organización escapar a la demanda del Comité Olímpico de Estados Unidos, que busca retirar su acreditación y desmantelarla por completo.

Sin embargo, el abogado John Manly, quien representa a muchas de las víctimas de Nassar, no desafió la idea de que esta decisión se haya tomado para acelerar la resolución de los casos.

“A pesar de lo que dice la USAG, la bancarrota no es un método para resolver las cosas de manera más rápida. Es una táctica de demora diseñada para frenar a las víctimas de conseguir información a través de declaraciones y de peticiones de documentos”, señaló Manly en un correo electrónico a la agencia AFP.

“Es una extensión cínica de la campaña de la USAG para esconder su participación en el escándalo de Nassar del Congreso, los medios y el público”, valoró.

USA Gymnastics ha estado en el centro de la polémica desde el principio del escándalo de abusos sexuales de Nassar, condenado a principios de año a cadena perpetua tras haber agredido a por lo menos 265 víctimas, entre ellas a la campeona mundial y olímpica Simone Biles, siendo la mayoría menores.