Logo La República

Jueves, 21 de febrero de 2019



BLOOMBERG


Fed rescató hasta bancos extranjeros

Redacción La República [email protected] | Viernes 03 diciembre, 2010



Fed rescató hasta bancos extranjeros

Datos de la Reserva Federal que muestran que UBS AG y Barclays Plc fueron dos de los principales usuarios de programas de emergencia por $3,3 billones han desencadenado un debate sobre si los reguladores estadounidenses deben ser responsables de ayudar a los bancos de otros países.
UBS fue el mayor prestatario del programa Commercial Paper Funding Facility, con $74,5 mil en total, más de dos veces el monto obtenido por Citigroup Inc., el banco de Estados Unidos que más ayuda recibió, según datos publicados ayer. Barclays Plc, con sede en Londres, obtuvo la mayor cantidad bajo otro programa que hizo préstamos a 24 horas: recibió $47,9 mil millones el 18 de septiembre de 2008.
“Estamos hablando de enormes cantidades de dinero utilizadas para rescatar a bancos extranjeros grandes”, dijo el senador Bernard Sanders, independiente de Vermont que escribió la cláusula en la ley Dodd-Frank que requirió las revelaciones de la Fed. “¿Se ha convertido la Reserva Federal en el Banco Central del mundo? Pienso que esa es una pregunta que necesita ser examinada”.
El primer recuento detallado de los esfuerzos de Estados Unidos para salvar a los bancos europeos podría sumarse al escrutinio del Banco Central, que ya se encuentra en su nivel más intenso en 3 décadas. La Fed, que reveló datos sobre 21 mil transacciones, dijo en una declaración que sus once programas de emergencia ayudaron a estabilizar los mercados y sustentar la recuperación económica. La Fed dijo que no ha habido pérdidas crediticias en los programas de rescate que han sido cerrados.
El crecimiento del mercado de instrumentos respaldados por hipotecas de Estados Unidos y el estatus del dólar como la moneda mundial de reserva hicieron que bancos extranjeros como UBS, con sede en Zúrich, compraran activos en el país antes de 2008. Pagaron por sus participaciones con dólares de Estados Unidos, y cuando la financiación colapsó, la Reserva Federal se negó a asumir el riesgo de que las firmas europeas se deshicieran de los activos y deprimieran aún más los mercados de inversiones relacionadas con el sector de la vivienda.
“Las cosas habrían sido mucho peores si no hubiera prestado a extranjeros”, dijo Perry Mehrling, investigador sénior de Morin Center for Banking and Financial Law en la Universidad de Boston y autor de “The New Lombard Street: How the Fed became the Dealer of Last Resort”. “Finalmente estamos empezando a entender el papel de la Fed en el mundo”.
Hojas de cálculo de la Fed mostraron que el Banco Central de Estados Unidos se convirtió en el prestamista mundial de último recurso conforme dólares fluyeron hacia bancos europeos así como hacia Bank of America Corp. y Wells Fargo & Co, dos de los principales prestatarios del programa Term Auction Facility. Cada uno recibió $45 mil millones.
Goldman Sachs Group Inc., que obtuvo una ganancia récord el año pasado, tomó prestados más de $24,4 mil millones de otro programa. Harley-Davidson Inc. y General Electric Co. vendieron papel comercial, una forma de deuda a corto plazo, a la Fed bajo un programa que prestó hasta $348,2 mil millones en su cúspide.

Nueva York