Foto 1
Enviar

Fed observa un dólar que difiere mucho del de Wall Street

 Según muchas mediciones populares, el dólar se ha negociado de forma estable durante los últimos seis meses. Luego está la medición de la Reserva Federal.
El dólar sube, según un índice de la Fed creado para seguir la moneda estadounidense contra 26 de los mayores socios comerciales del país. Se ha fortalecido 1,3% respecto del punto más alto en 12 años, al que llegó en marzo, cuando el banco central emitió la primera de una serie de advertencias de que un dólar más fuerte podría afectar el crecimiento y desacelerar la inflación
En momentos en que la senda de endurecimiento de la Fed se ha convertido en uno de los principales motores del mercado cambiario de $5,3 billones diarios, la discrepancia entre la opinión de Wall Street –basada sobre todo en el desempeño del dólar contra el euro y el yen- y la de las autoridades monetarias podría sorprender a los inversores que esperan que los niveles recientes persistan.
La rápida apreciación ponderada por comercio de este trimestre ha afectado sobre a grandes exportadores como China y México, y reduce el objetivo de la Fed de una inflación más rápida.
Podría significar una mayor presión por parte de funcionarios que buscan limitar los amplios aumentos del dólar mientras la Fed empieza a elevar las tasas de interés por primera vez en casi una década.
“El dólar seguirá fortaleciéndose sobre la base del comercio, y sin duda la Fed lo tiene en cuenta”, dijo Brad Bechtel, un director gerente de Jefferies Group LLC en Nueva York. “El riesgo es que la Fed empiece en verdad a hacer hincapié en eso, con lo que el mercado quedaría marginado”.
El índice dólar amplio de la Fed mide el dólar contra las monedas de 26 economías según el volumen del intercambio bilateral. China, México y Canadá conforman el 46% de la medición.
Mientras tanto, la mayor parte de las mediciones del dólar que hace el sector privado sigue una canasta de las monedas más líquidas y utilizadas del mundo.
El Índice Dólar de Intercontinental Exchange, que sirve de referencia a diversos instrumentos de futuros y opciones, tiene un 58% de euros y un 14% de influencia del yen. Le falta representación de los mercados emergentes, que constituyen más de la mitad del flujo comercial total de los Estados Unidos.
Los dos índices se han movido de forma separada hasta hace un mes. El índice amplio de la Fed subió 3,4% este trimestre y alcanzó el punto más alto en 12 años conforme China devaluaba el yuan para apuntalar una economía en desaceleración, mientras que una nueva caída de las materias primas socavaba el dólar canadiense y el peso mexicano. La medición del dólar de ICE bajó 0,7% en el mismo período.
“Es importante tener en cuenta qué mediciones del dólar importan, sobre todo si se lo ve a través de los ojos de la Fed”, dijo en Bloomberg Radio Ellen Zentner, economista jefa para los Estados Unidos de Morgan Stanley. Uno de los criterios para que la Fed suba las tasas es “una nivelación más allá del dólar ponderado por comercio. En la reunión de junio pudieron comprobarlo. En la actualidad, no pueden hacerlo”.

Bloomberg

Ver comentarios