Fed recorta tasas al 1%
Enviar
Fed recorta tasas al 1%


Washington -- La Reserva Federal, en otro esfuerzo por reactivar el crédito, recortó ayer la tasa de interés de referencia en Estados Unidos en medio punto y la dejó en el 1%, el nivel más bajo desde junio de 2004.
En el comunicado difundido ayer, la Fed justifica la medida en que sigue habiendo importantes amenazas al crecimiento económico, e incluso deja la puerta abierta a recortes adicionales.

El Gobierno dará a conocer mañana el cálculo preliminar
de la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre, aunque la mayoría de los expertos calcula que hubo ya una contracción del 0,5%, la mayor desde la recesión de 2001.
El recorte de tipos es la última medida que ha intentado la Reserva Federal para reactivar el consumo, el crédito y, por tanto, la actividad económica.
En los últimos meses, además de abaratar el precio del dinero, la autoridad monetaria ha creado seis programas de préstamos que han canalizado por lo menos $700 mil millones en efectivo y garantías para los mercados de dinero.
Aun así, mientras los mercados de crédito siguen timoratos, la Reserva tuvo que reiterar ayer que sigue alerta para actuar “como sea necesario”.
Esta es una frase que los mercados interpretan como la disposición a nuevos recortes de los tipos de interés.
Los mercados habían anticipado la decisión de la Fed desde hace varios días, como mostró la subida de ayer de más del 10% de la bolsa de Nueva York. Ayer, tras confirmarse la medida, se movía entre las ganancias y las pérdidas.
La Reserva Federal inició en septiembre de 2007 su aflojamiento de la política monetaria, cuando su tasa de interés interbancario de corto plazo estaba en el 5,5%.
La medida de ayer pone este instrumento monetario casi en el límite de sus posibilidades: por debajo del 1% la tasa de interés pasa a perjudicar los mercados de dinero que operan dentro de esos márgenes.
El banco central mantuvo la tasa del 1% durante más de un año hasta junio de 2004, y en ese período el bajo costo del dinero contribuyó a los préstamos de alto riesgo y el endeudamiento, que inflaron la burbuja inmobiliaria y cuyas consecuencias han estremecido a los mercados globales.
La Reserva señaló ayer que “el ritmo de actividad económica parece haber aminorado notablemente, debido en gran medida a una disminución en el gasto de los consumidores”.
“A la luz de las bajadas en los precios de la energía y otras materias primas, y las perspectivas más débiles para la actividad económica, el Comité espera que la inflación se modere en los trimestres venideros a niveles coherentes con la estabilidad de precios”, añadió.
En una medida aprobada también por unanimidad, la Junta de Gobernadores dio luz verde a una disminución de medio punto, hasta el 1,25%, de la tasa de descuento que la Reserva cobra a los bancos por los préstamos que estos toman.
“Las recientes acciones de política monetaria (...) deberían ayudar a que mejoren las condiciones del crédito y a promover un retorno al crecimiento económico moderado”, indicó la Fed, al admitir que aún “persisten los riesgos de una contracción económica”.
“El Comité vigilará cuidadosamente los acontecimientos económicos y financieros y actuará como sea necesario para promover un crecimiento económico sostenible y la estabilidad de los precios”, añadió.
Los bancos centrales del resto del mundo también han actuado para reavivar el crédito y detener la contracción del gasto de los consumidores y los préstamos de los bancos.
La decisión de ayer sigue a la reducción de medio punto coordinada el 8 de octubre pasado por la Reserva, el Banco Central Europeo y otros cuatro bancos centrales. El martes también bajó el precio del dinero en Noruega y China.

Ver comentarios