Fannie Mae tiene cuarta pérdida sucesiva
Enviar
Fannie Mae tiene cuarta pérdida sucesiva


Washington- Fannie Mae, la mayor compañía de financiación hipotecaria de Estados Unidos, redujo su dividendo un 86% tras anunciar una pérdida más de tres veces superior a los pronósticos de los analistas, y dijo que el peor bajón del mercado de la vivienda desde la Gran Depresión se está ahondando.
Fannie bajó hasta un 19% en las operaciones de la Bolsa de Nueva York después de anunciar una pérdida de segundo trimestre de $2,51 por acción, en comparación con el pronóstico promedio de 72 centavos de los 10 analistas sondeados por Bloomberg.
El dividendo de las acciones comunes se bajará a 5 centavos desde 35 centavos por acción, dijo la entidad con sede en Washington.

Fannie, que posee o asegura cerca de un 2
5% de todas las hipotecas de Estados Unidos, dijo que las pérdidas por fallidos aumentaron un 66% a $5.300 millones al subir la morosidad. El jefe ejecutivo Daniel Mudd pronosticó que habrá un aumento “significativo” de reservas durante el resto del año a medida que el mercado de la vivienda siga deteriorándose.
Los resultados de Fannie, sumados a una pérdida por Freddie Mac que también fue superior a lo que los analistas habían previsto, pueden acrecentar la necesidad del plan de rescate del secretario del Tesoro Henry Paulson anunciado el mes pasado.
Los resultados “aumentan la posibilidad de que el Gobierno intervenga”, dijo Paul Miller, analista de Friedman, Billings, Ramsey & Co., de Arlington, estado de Virginia, que asigna una calificación de “desempeño inferior” a ambas compañías. “Ninguna de ellas se ha aprovisionado debidamente para lo que nos espera. Esto se va a poner peor y a durar más y a ser más profundo de lo que habíamos pensado”.
Fannie y Freddie, como se conoce popularmente a las corporaciones Federal National Mortgage Association y Federal Home Loan Mortgage Corporation, han perdido más del 80% de su valor en la bolsa este año por el temor a que carezcan de suficiente capital para sobrellevar una cantidad sin precedente de ejecuciones contra sus carteras de hipotecas, valoradas en $5,2 billones. Ambas entidades tendrán que recaudar hasta $15.000 millones, dijo Miller.
“La volatilidad y las perturbaciones en los mercados de capital fueron aún más pronunciadas en julio”, dijo Mudd, de 49 años, en el comunicado. “Además, el desempeño crediticio se ha seguido deteriorando y, a partir de lo que hemos visto en julio, prevemos más aumentos de nuestras reservas combinadas por pérdidas”.

Ver comentarios