Enviar
¿Fanático de Facebook? Tal vez no lo echen

Cada vez más empresas sacan provecho de las redes sociales en Internet para hacer negocios

San Francisco
EFE

Si su jefe le “pilla” visitando la página de Facebook en horas de trabajo, ya tiene un buen argumento para evitar la reprimenda: cada vez más compañías de Estados Unidos recurren a las redes sociales en Internet para hacer negocios o realizar tareas normales de la empresa.
Redes como Facebook, LinkedIn o sitios como la página de micro-blogging Twitter o el servicio de telefonía online Skype se utilizan cada vez más con fines empresariales, especialmente ahora que la crisis está obligando a reducir presupuestos en muchas áreas.
Según una reciente encuesta de la firma de investigación de mercados NewDiligence, un 60% de los responsables de IT en Estados Unidos usa redes sociales en Internet con fines laborales y un 85% utiliza servicios de mensajería instantánea en la empresa.
La mitad de los encuestados dijeron que acceden al menos una vez al día a estas páginas por motivos de trabajo como “investigar”, “organizar una reunión”, “hacer previsiones de ventas” o “establecer contactos laborales con compañeros”.
Entre las páginas más visitadas citaron Facebook, LinkedIn, Twitter, el sitio de intercambio de vídeos YouTube o Digg, un servicio que permite valorar noticias publicadas online y compartirlas con otros usuarios.
Twitter, un servicio de micro-blogging en el que los usuarios describen lo que están haciendo usando un máximo de 140 caracteres, ha probado ser una útil herramienta laboral con fines insospechados.
La operadora de televisión por cable Comcast utiliza Twitter para detectar quejas sobre sus servicios publicadas por los “twitteros”. El fabricante de ordenadores Dell también rastrea Twitter con fines similares.
Ken Kaplan, del equipo de comunicaciones globales de Intel, dice que su empresa no usa Twitter con fines profesionales, pero sí anima a los trabajadores que usan este servicio a que incluyan en sus datos personales que trabajan para Intel.
“Les animamos a que sean ellos mismos, pero a que cuenten al resto de los “twitteros” para quién trabajan”, dijo Kaplan a EFE y explicó que algunos empleados sí utilizan Twitter para comunicar las novedades de sus proyectos laborales.
El fabricante de microprocesadores utiliza con frecuencia blogs y Skype para comunicación interna y ha realizado promociones de marketing en MySpace y Facebook.
“Creamos un grupo dentro de Facebook para comunicar el desarrollo de nuestro Foro de Desarrolladores de Intel que se celebra cada año en San Francisco”, explicó Kaplan.
Consciente de la creciente popularidad de estas herramientas, la red social LinkedIn anunció el lanzamiento de nuevas aplicaciones para acometer tareas profesionales en la empresa.
Entre ellas está Company Buzz, que permite rastrear lo que se dice de la empresa en Twitter, My Travel de Tripit, para ver en qué lugar del mundo se encuentran nuestros contactos profesionales o Box.net File Collaboration, para administrar archivos online.
Para los responsables de selección de personal en Estados Unidos, las redes sociales se han convertido en los mejores aliados a la hora de descubrir hábitos inconfesables o vergonzosas acciones en el pasado de los candidatos a un puesto.
Y es que muchos no caen en la cuenta de que podría ser recomendable retirar esas viejas fotos de la última juerga con los amigos de su perfil en Facebook o MySpace.
Uno de cada cinco jefes en Estados Unidos reconoció en una encuesta de CareerBuilder.com, publicada en setiembre, que busca información sobre los candidatos a un puesto de trabajo en las redes sociales en Internet antes de ofrecerles un empleo.
El principal motivo para rechazar a un aspirante, citado por un 41% de los encuestados, fue encontrar información sobre consumo de drogas o de alcohol, seguido por la aparición de fotos provocativas o inapropiadas, con un 40%.
Ver comentarios