Enviar
Déficit del Gobierno Central será mayor al esperado
Faltante en presupuesto sería del 2,8%

Monto equivale a casi ¢474 mil millones

Wilmer Murillo
[email protected]

Un déficit de un 2,8% para este año con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) se podría dar este año.
El presupuesto nacional de 2009 lleva implícito un déficit del 1%, pero la ejecución de gastos adicionales por el desembolso de créditos llevarían a incrementarlo en un 1,8%.
El presente año arranca flojo en recaudación, en forma concordante con la desaceleración de la economía mundial y local y esta situación podría prolongarse si esta en general no calienta.
Diciembre dio la primera estocada a las finanzas públicas, con un déficit de ¢61 mil millones.
El pago del aguinaldo, ejecuciones presupuestarias de un 100% como el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y la recapitalización de los bancos del Estado, contribuyeron al déficit.
Para 2009 la situación tendería a complicarse por la desaceleración de la recaudación tributaria, la caída de la producción y porque además se va a requerir atender los desastres naturales recientes.
El Gobierno deberá aumentar la inversión para realizar una política contracíclica, explicó Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Préstamos que esperan la aprobación de la Asamblea Legislativa permitirán sostener esas políticas, lo cual implica mayor endeudamiento público.
“No nos preocupamos en absoluto, porque venimos de dos años con superávit. Hicimos lo de la hormiga, nos preparamos para épocas más complicadas”, adujo Zúñiga.
En los últimos años, el Ministerio de Hacienda se ha concentrado en una gestión de cobro de impuestos, una política de gasto público focalizada en priorizar la inversión social y la inversión pública, además de una política de deuda pública orientada a mejorar el manejo de esta y disminuir el costo del financiamiento.
“Esa combinación de factores nos permite enfrentar la crisis económica y la emergencia que estamos pasando, con una inusitada fortaleza fiscal”, señaló Zúñiga.
En 2008 mientras tanto y pese a la crisis mundial, Hacienda logró un superávit de ¢36 mil millones, pero menor al obtenido en 2007.
En ese año, el superávit fue de ¢86 mil millones.
Los ingresos tributarios tampoco superaron el crecimiento obtenido en 2007.
Después de crecer un 28,4% en 2007, los ingresos apenas crecieron un 17% el año anterior, alrededor de ¢2,4 billones.
Entretanto, los gastos totales también crecieron más en el periodo (¢2,3 billones) para ubicarse este crecimiento en un 21,2%.
El pago de los intereses se reportó en ¢347 mil millones, lo cual equivale a una caída de un 19% con respecto al año pasado y se ubicó como porcentaje del PIB en un 2,31%. Cada punto del PIB equivale a ¢158 mil millones.



Ver comentarios