Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Falta mano de obra para cosecha por ataque de Trump a migrantes

Bloomberg | Miércoles 08 junio, 2016

Alrededor de un cuarto de la mano de obra agrícola de Estados Unidos, más de 300 mil personas, no tiene documentos de inmigración válidos. AFP/La República


 La muerte de una reforma estadounidense significativa de la inmigración, causada por el partidismo de Washington y las declaraciones incendiarias del candidato presidencial republicano Donald Trump sobre los extranjeros, está dejando que los cultivos se marchiten en los campos y al lobby agrícola sin ningún lugar a donde recurrir al intensificarse la escasez de mano de obra.
Carlos Castañeda vio cómo se pudría un cuarto de sus coles chinas en tres campos de California esta primavera boreal cuando 37 agricultores inmigrantes cuya llegada estaba prevista para el 13 de marzo conforme a un programa de visas para trabajadores agrícolas se vieron demorados por trámites burocráticos. Dijo que le gustaría ver que se corrija un sistema de inmigración que lleva a que se pudran sus cultivos por falta de cosecha. Pero tiene pocas esperanzas de que eso suceda en el actual clima político.
“El discurso que se pregona promueve la xenofobia”, dijo Castañeda, de 39 años, cuyos padres son inmigrantes mexicanos. “No se puede decir que un inmigrante es un asesino. No se los puede pintar con ese pincel”.
Alrededor de un cuarto de la mano de obra agrícola de los Estados Unidos, más de 300 mil personas, no tiene documentos de inmigración válidos, según una encuesta de 2009 del Pew Hispanic Center. Otros estudios indican que la cantidad podría superar el millón. El porcentaje de trabajadores indocumentados suele ser más alto en los sectores de recolección manual de las frutas, las verduras y la horticultura, así como en las grandes granjas lecheras donde hay ordeñe todo el año.
La última iniciativa importante para implementar una reforma, un acuerdo de 2013 que grupos agrícolas elaboraron con los senadores Dianne Feinstein de California y Michael Bennet de Colorado, ambos demócratas, junto con los republicanos Marco Rubio de Florida y Orrin Hatch de Utah, permitía otorgar hasta 337 mil visas para trabajadores rurales durante tres años. El programa actual de visas H-2A para los trabajadores agrícolas el año pasado emitió 139.832 permisos temporales, de acuerdo con los datos del Departamento de Trabajo.
El ascenso de Trump, que derribó a Rubio y otros rivales más proclives a la reforma para convertirse en el probable candidato republicano, frenó cualquier iniciativa para reactivar las propuestas de trabajadores invitados y puso contra las cuerdas a los defensores de los trabajadores rurales, dijo Craig Regelbrugge, copresidente de la Coalición Agrícola para la Reforma de la Inmigración. Trump prometió levantar un muro en la frontera con México y puso en duda el aporte de los inmigrantes a la economía.
“El clima se ha enturbiado mucho con las elecciones presidenciales”, señaló Regelbrugge. “La angustia, la indignación, todo lo que resuena tanto en un sector bastante amplio del electorado, hace que los miembros de la Cámara de Representantes, en especial los republicanos, teman verse perjudicados en una primaria si trabajan por la reforma”.