Falta de dinero no justifica dejar estudios
El monto a financiar se determina según la capacidad de pago, dijo Mariano Benavides, gerente de Productos y Servicios del BCR. Archivo/La República
Enviar

Conape, bancos y universidades compiten por financiamiento

Falta de dinero no justifica dejar estudios

Cuotas van desde ¢38 mil hasta ¢55 mil mensuales

La falta de dinero no debería ser una razón para dejar de estudiar. Hoy la población puede elegir entre todas las alternativas que le ofrece el mercado.
Conape, los bancos comerciales y las propias universidades compiten por ofrecer los planes más atractivos.

201405112329540.n22.jpg
El menú es amplio y al final es el usuario el que debe decidir cuál es la opción que más le conviene en cuanto a mensualidades, plazos, términos y requisitos.
Las cuotas van desde ¢38 mil hasta ¢55 mil mensuales, todo depende de la oferta que más se ajuste a las necesidades del estudiante.
Con un plazo de pago más amplio y una mensualidad más baja se encuentra Conape. Sin embargo, para optar por un crédito con la entidad siempre es necesario que el interesado presente fiadores.
En el caso de los bancos, las personas deben comprobar que tienen capacidad de pago y que poseen un sano récord crediticio.
Si la persona no tiene un ingreso propio requerirá de igual forma una garantía fiduciaria o hipotecaria para respaldar la operación.
En el Banco de Costa Rica, un crédito por ¢3 millones con garantía fiduciaria tiene un costo que ronda los ¢53 mil mensuales, mientras que por el mismo monto se pagarían ¢55 mil en el Banco Nacional, y ¢38 mil en Conape.
“El monto a financiar se determina según la capacidad de pago y la garantía ofrecida”, señaló Mariano Benavides, gerente de Productos y Servicios del BCR.
Los planes de crédito abarcan desde el financiamiento de los gastos de formalización, hasta de tesis y pruebas de grado.
El Banco Nacional posee el programa BN Educación con plazos de diez a 20 años y un monto máximo de desembolso de ¢65 millones.
“Las cuotas son escalonadas de acuerdo con lo que se vaya desembolsando. Por ejemplo, a un plazo de ocho años, la cuota sería de ¢10.175 si en el primer cuatrimestre necesitara ¢500 mil”, explicó Ronald Elizondo, director de Banca de Consumo.
Sin embargo, la cuota irá aumentando conforme se haga cada desembolso. Esto significa que ya para el final del préstamo subiría a ¢74 mil por mes aproximadamente.
En Conape, el monto máximo a prestar asciende a ¢23 millones para bachillerato y licenciatura, lo que implica que solo algunas carreras de medicina serían imposibles de financiar en su totalidad.
La Comisión cuenta con una mayor disponibilidad de recursos para créditos nuevos este año. Los fondos ascienden a ¢29 mil millones.
La mayor demanda se ubica en préstamos para bachillerato universitario, cuyo costo promedio supera los ¢408 mil por cuatrimestre en carreras de letras. Los posgrados solo representan un 5% de los créditos requeridos y su costo total ronda los ¢3 millones.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

 

Ver comentarios