Enviar
Falta de trabajadores competentes


El déficit actual de la fuerza laboral en el país, que tiene a una parte del sector productivo sin poder ampliar sus operaciones en Costa Rica, ha puesto en movimiento a las autoridades del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para dar inicio a un proceso de modernización de la institución que debió realizarse hace mucho tiempo.
El INA acumuló un superávit considerable durante unos 40 años, según lo detalla un amplio informe de LA REPUBLICA ayer, mientras permanecía sin realizar las inversiones y cambios necesarios para colocar a la institución a la altura de los tiempos y necesidades de acuerdo con el desarrollo del país, a pesar de que el sector empresarial daba señales permanentemente de la creciente falta de personal capacitado adecuadamente para ocupar los puestos de trabajo.
Hoy finalmente pareciera que habrá un cambio en la actitud de quienes han administrado la institución de manera tal que provocaron su rezago sin razones que lo justifiquen.
Es necesario que los nuevos programas que se establezcan en el INA, elaborados, ahora sí, con base en estudios de mercado, lo cual puede garantizar más la posibilidad de trabajo a los egresados, sean ampliamente divulgados a la sociedad para que, sin pérdida de tiempo, muchos jóvenes y personas necesitadas de capacitación y empleo aprovechen la oportunidad y a la vez se comience a solventar el faltante de este recurso humano en las empresas.
Esto permitirá a su vez realizar con más seguridad las proyecciones al sector productivo del país y evitar que empresas que están en condiciones de expandirse no lo puedan hacer o deban pensar en otros países como base de sus operaciones al no ver claras las posibilidades de contar con el personal requerido.
El caso del INA debería servir de ejemplo también para tomar medidas en otras entidades estatales que no hayan ajustado sus objetivos y funcionamiento a los cambios actuales y estén desperdiciando recursos y enfocando mal sus acciones de acuerdo con su naturaleza.
Ver comentarios