Enviar
Falta de supervisión ambiental golpea a Osa


Ernesto José Villalobos
[email protected]

La presunta incapacidad para supervisar la construcción de obras sería la responsable por los daños ocasionados al último bosque primario tropical del Pacífico costarricense.
Esta es la conclusión a la que llegaron las autoridades ambientales al evaluar el trabajo realizado por el municipio de Osa, aspecto que es aceptado por los propios representantes del ayuntamiento.
Un estudio de la Escuela de Ciencias Geográficas de la Universidad Nacional, dado a conocer por LA REPUBLICA, señala que el comprendido dentro del Area de Conservación de Osa, es el último bosque tropical primario del Pacífico costarricense.
Un contingente de funcionarios ambientales inició el domingo las labores de inspección que corresponderá a la quinta Barrida Ambiental en busca de responsables por el creciente deterioro de los ecosistemas.
El aparente subregistro de planos ante el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA) y la ausencia de los informes correspondientes para recibir la aprobación de la Secretaría Técnica Ambiental (Setena), y con base en ellos del propio ayuntamiento, se conjugan como los elementos que han generado serios daños al ambiente en la zona.
A principios de este año el CFIA informó a la Municipalidad sobre las incongruencias que dejaron ver los recorridos de sus inspectores, con respecto al número de planos tramitados ante el Colegio, y la cantidad de proyectos en construcción.
Mientras para 2006 el municipio tenía apenas 300 solicitudes de permiso para construir, en 2007 se registraron 415 permisos, y hasta setiembre de este año se habían registrado 343.
“En marzo de 2007, se puso en vigencia un reglamento de control de la construcción en la Fila Costeña… es muy extraño que antes se reportaran tan pocos proyectos, cuando se sabe que en el cantón han venido creciendo desde por lo menos hace cuatro años”, adujo Abraham Jiménez, funcionario a cargo del Area de Ingeniería de la Municipalidad de Osa.
La valoración llevada a cabo hasta ayer por los funcionarios del Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), indica que el cierre definitivo de varios proyectos inmobiliarios que se desarrollan en la zona conocida como Fila Costeña, será notificado hoy mismo.
“Uno de los objetivos principales del trabajo era verificar que las medidas cautelares impuestas a partir de la cuarta barrida se estuvieran cumpliendo. Desafortunadamente para todos —pues el impacto ambiental continúa— eso no ha sido así, por lo tanto procederemos con todo el peso con que la ley nos faculta”, explicó José Lino Chaves, presidente del TAA.
A la fecha, las sanciones dictadas por el Tribunal mantienen cinco proyectos inmobiliarios y turísticos detenidos en su totalidad por incumplimiento de la legislación vigente


Ver comentarios