Falla de sistema de Delta es llamado de atención a sector aéreo
La empresa aérea sufrió cancelaciones de vuelos durante dos días. Bloomberg/La República
Enviar

La falla que experimentó esta semana la red mundial de computación de Delta AirLines destaca la vulnerabilidad de los sistemas de información que sostienen a las grandes aerolíneas de los Estados Unidos, todas las cuales han tenido importantes problemas en los últimos 12 meses.

“Las redes complejas que se conformaron en el transcurso de décadas necesitan una gran reorganización que también exige importantes inversiones nuevas”, dijo Bob Edwards, un ex máximo responsable de información de United Continental Holdings. Los recientes problemas de los sistemas de computación derivaron con rapidez en dolores de cabeza para las empresas que resultaron caros tanto en dinero como en reputación.

La debacle de Delta representa un llamado de atención a un sector aeronáutico en el cual los sistemas de información obsoletos pueden afectar a miles de pasajeros. La aerolínea, que tiene sede en Atlanta y había sido líder en confiabilidad entre las grandes líneas aéreas, no es la única que experimenta reveses. Southwest Airlines dijo que una falla digital del 20 de Julio le costaría “decenas de millones” de dólares luego de que se cancelaran más de 2.300 vuelos.

Delta canceló unos 800 vuelos el martes luego de suspender alrededor de 1.000 el lunes. La aerolínea inició el miércoles con unas 150 cancelaciones y dijo que estimaba que volvería a operar con normalidad para media tarde del miércoles. Los sistemas de Check-in, abordaje y despacho trabajaban normalmente, y la mayor parte de las demoras se debía a la distribución de la tripulación y los límites de horas trabajadas.

El máximo responsable operativo, Gil West, dijo que el equipamiento que controla el flujo de electricidad en la base de Delta en Atlanta no funcionaba bien el lunes por la mañana, “lo que causó una pérdida de energía y un aumento para el transformador”. Si bien la electricidad se restableció con rapidez. “el equipamiento de red y los sistemas más importantes no pasaron a los sistemas de respaldo. Otros sistemas, en cambio, lo hicieron. Ahora comprobamos que esos sistemas se encuentran inestables.

El costo de ingresos perdidos, de redistribuir pasajeros en otros vuelos, así como otros problemas, podrían reducir las ganancias del tercer trimestre de la aerolínea alrededor de 10%. A diferencia de una fábrica que se ve afectada como consecuencia de, por ejemplo, una huelga, las líneas aéreas ya funcionan a cerca del máximo de su capacidad y tienen pocas formas de compensar los ingresos perdidos.


Ver comentarios