Factores que destruyen la motivación
Enviar

Factores que destruyen la motivación

La motivación de los equipos de trabajo de una organización depende en gran medida del comportamiento de sus líderes. Algunos comportamientos van en contra de la motivación.
Líder es aquel que tiene seguidores. Personas que se comprometen más allá de un salario y unos incentivos en pos del trabajo bien hecho y de los objetivos del equipo. Pero si el líder falla, esta motivación se puede caer de forma dramática.
Vamos a enumerar algunos de los principales comportamientos gerenciales que pueden ocasionar una destrucción en la motivación de los colaboradores.

- Infundir incertidumbre:
Toda organización espera certeza de su líder. Cuando el líder genera incertidumbre, destruye la motivación y la pasión en la organización. Algunos ejemplos de formas en que un líder crea incertidumbre en sus colaboradores son:
Falta de integridad: Desde acciones graves como utilizar activos de la compañía para beneficios personales, hasta cuestiones tan sencillas como no cumplir con algún compromiso generan falta de integridad.
Falta de toma de decisiones: Cuando el líder no sabe tomar decisiones oportunas o cuando manda a los equipos a que sigan buscando información y datos de forma excesiva para “ayudarlo” a tomar una decisión, se está destruyendo el sentido de certeza del líder. Las organizaciones necesitan líderes que sepan tomar decisiones a pesar de no tener toda la información en la mano.
Falta de constancia: Líderes que cambian todos los días de parecer respecto a la dirección que debe tomar el equipo; líderes que cambian metas, visiones y misiones cada año muestran a la organización que no saben realmente adónde van.
Falta de consistencia en sus reacciones: Las personas esperan poder conocer y predecir las reacciones de su líder. Líderes que no saben manejar sus emociones, que las dejan fluctuar día a día y que reaccionan de manera diferente cada día destruyen el sentido de certeza en la organización.

- No permitir que se completen los ciclos: Las personas necesitan pasar por un proceso de completitud de sus tareas. Todos queremos sentirnos realizados en nuestro trabajo y verlo hecho realidad.
Líderes que constantemente cancelan proyectos, cambian de dirección, mueven personas de proyectos y no permiten que los individuos cumplan su ciclo de completitud, crean desmotivación en el trabajo.
- Generar falta de confianza en los colaboradores: Uno de los principales poderes de un líder consiste en la capacidad de construir la confianza de una persona en sí misma. Los líderes que generan dudas en la capacidad de los individuos siempre tendrán organizaciones mediocres y desmotivadas.
Por el contrario, los líderes que reconocen y alientan, que saben dar retroalimentación de una forma positiva y orientada al crecimiento del individuo, siempre tienen organizaciones motivadas y leales a su liderazgo.

- Destruir el sentido de comunidad: Los líderes tienen la cultura que permiten en su organización. Cuando un líder permite que la negatividad y el chisme hagan fiesta en la organización, destruye la motivación en la misma.
Los líderes deben ser en extremo celosos de la cultura que quieren proteger y crear. Deben ser claros en comunicarla al equipo y establecer los límites que regirán la cultura de la organización.

Francisco Avilés R.
Socio-director Cross&Grow
[email protected]
 

Ver comentarios