Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Facebook a Wall Street: sean pacientes

Fabio Parreaguirre [email protected] | Viernes 31 julio, 2015



Facebook a Wall Street: sean pacientes


La paciencia no es una virtud frecuente entre los inversores. Mark Zuckerberg cree tener antecedentes como para pedirla.
Facebook Inc. el miércoles acababa de informar ingresos del segundo trimestre que superaban los cálculos de los analistas, cuando en una llamada en conferencia algunos de esos mismos analistas le preguntaron al máximo responsable ejecutivo sobre aplicaciones que podrían generar ganancias de miles de millones de dólares funcionando en forma independiente: WhatsApp, Instagram y Messenger. Zuckerberg no pareció ansioso por tranquilizar a quienes lo interrogaban con promesas, proyecciones o incluso cifras de usuarios actualizadas.
“Pediríamos algo de paciencia en esto para poder hacerlo correctamente”, dijo sobre el Messenger de Facebook.
En el caso de estas tres aplicaciones, el acento está puesto en ampliar sus comunidades, señaló. Messenger tiene 700 millones de usuarios, más del doble del tamaño de Twitter Inc., mientras que WhatsApp tiene 800 millones e Instagram más de 300 millones. Instagram comenzó a vender publicidad pero no va a tener impacto en la utilidad bruta de Facebook en mucho tiempo, explicó la máxima responsable operativa, Sheryl Sandberg.
“No proporcionaron demasiados detalles nuevos, pero ese es el lujo y el tiempo que uno puede darse cuando a su negocio principal le va muy bien”, opinó Nate Elliott, analista de Forrester Research. “Al parecer, están aprovechando eso”.
Puede que los inversores de Zuckerberg quieran resultados pero el fundador multimillonario de la red social nunca tuvo demasiada prisa. En la llamada del miércoles recordó los años 2006-2007, cuando Facebook sufrió presiones para incorporar banners publicitarios, la principal fuente de ganancias de los sitios web en aquel momento. Pero Facebook se tomó tiempo para crear anuncios que resultaran más naturales, dijo.
“Lo que decidimos fue que, a largo plazo, la publicidad y la monetización tendrían un mejor desempeño si hubiese una interacción orgánica entre las personas que usan el producto y las empresas”, señaló Zuckerberg.
Ahora Facebook sigue la misma estrategia. En el caso de Messenger, por ejemplo, la compañía ofrecerá la posibilidad de que las personas mantengan conversaciones de servicio al cliente con las empresas.
Zuckerberg hace mucho que modera las expectativas de los inversores sobre los productos. En octubre, dijo que las aplicaciones “no se vuelven tan interesantes como para convertirse en empresas hasta que no tienen unos mil millones de personas que las usen”.

Bloomberg