Fabricio Alvarado: "ICE podrá ser escogido a dedo para construir obra pública"
“La idea es que se construya al costo, sin ninguna ganancia para el ICE, por lo que habría una reducción en la inversión en infraestructura”, dijo Fabricio Alvarado, diputado de Restauración Nacional. Gerson Vargas/La República
Enviar

201605122010100.rec.jpg
Dentro de poco, el ICE podría construir puentes, túneles y edificios para otras instituciones públicas, asegura Fabricio Alvarado, diputado de Restauración Nacional, quien presentó un proyecto de ley para levantar el impedimento legal que prohíbe al ICE asumir un rol constructor.
Mediante alianzas públicas, el Instituto construiría al costo las obras de infraestructura, que hoy dejan millones de dólares de ganancias a las empresas.

Para desarrollar los proyectos, el ICE no tendría que participar en procesos de licitación pública, por lo que podría ser elegido a dedo por otra institución, como parte de una alianza.
La iniciativa ya se encuentra en el Plenario para ser aprobada en primer debate y cuenta con el respaldo del presidente Luis Guillermo Solís.

El ICE se encuentra en competencia abierta en el mercado de telecomunicaciones y en teoría ha perdido buena parte de sus ganancias desde que se abrió el mercado. ¿Responde este proyecto a la necesidad de diversificar al ICE para salvarlo de una eventual quiebra?
No, ese nunca ha sido nuestro objetivo principal.
Lo que pretendemos es que el ICE aporte su experiencia constructora en el país, y que al mismo tiempo, las instituciones públicas se ahorren una buena cantidad de dinero, a la hora de invertir en infraestructura.

¿Las obras que construya el ICE serían más baratas que aquellas que desarrolle el sector privado?
En teoría sí, porque la idea es que se construya al costo, sin ninguna ganancia para el ICE.
Le pongo como ejemplo la ruta 27. En seis años, se supone que el país ya pagó a punta de peajes la mitad de la inversión que hizo la empresa constructora, lo que significa que en otros seis años terminaríamos de pagar la inversión, y que la compañía tendrá una ganancia de 18 años en peajes.
Si el Estado hubiera construido esa carretera con el ICE, utilizando un préstamo, un fideicomiso o los fondos de pensiones, imagínese al ahorro para el usuario y para el país.

¿Participará el ICE en los procesos de licitación junto a las empresas privadas?
No, porque en este caso se trata de alianzas públicas.
Cuando alguien dentro del sector público necesite una carretera, un puente, un edificio o un túnel, le pedirá ayuda al ICE y si las condiciones del Instituto son buenas, simplemente se procede a firmar una alianza pública. Esto implica que el ICE podrá ser escogido a dedo.

¿Se le está cerrando la puerta a la empresa privada?
De ninguna forma, ya que se podrían hacer subcontrataciones como ocurrió en el proyecto de Reventazón.
Por otra parte, tampoco es cierto que el ICE no tenga experiencia para construir carreteras, edificios o puentes, pues ya ha probado su sobrada capacidad.

¿Se corre el riesgo de que el ICE se atrase en el desarrollo de proyectos eléctricos o de telecomunicaciones?
Esto no va a pasar, porque la idea es que el ICE aproveche el personal temporal que ya ha trabajado con ellos, para que siga construyendo, por lo que los proyectos eléctricos o de telecomunicaciones no se atrasarán por esta razón.
En este caso, el salario del personal correrá por parte de la institución que solicita la obra y una vez que termina el proyecto, esta gente se quedará sin empleo, tal y como sucedió en el proyecto hidroeléctrico Reventazón.

¿Cuál sería la responsabilidad del ICE?
El ICE solo construye, mientras que la institución que quiere la obra, tendría que poner los recursos, ya sea por medio de su presupuesto, o de un préstamo o fideicomiso.
En ese sentido, el Instituto no tendrá ningún riesgo financiero, ni su personal de planta estará usando parte de su tiempo para construir otras obras que no son de su trabajo ordinario.


¿Para qué mantener al MOPT operando, si no construye y otra institución pública asume esa labor?
No pretendemos cerrar el MOPT y el Conavi con este proyecto, lo único que pretendemos es aprovechar la experiencia del ICE como una herramienta valiosa, mientras que se reforma al MOPT y retoma su papel constructor. En estos momentos es más fácil aprovechar la experiencia del ICE, que levantar al alicaído MOPT.

¿Espera mucha oposición para el proyecto cuando se vote en primer debate?
Sé que cuento con el respaldo del señor presidente Luis Guillermo Solís y la bancada del PAC, y no es extraño que el Frente Amplio respalde esta iniciativa también.
El proyecto se dictaminó en unos cuantos meses en comisión y se hizo de forma unánime, lo que nos permite pensar que tiene buen apoyo en el Plenario, salvo algunas excepciones.
Sé que hay sectores que están en contra, pero eso es normal y quizás lo rechazan por falta de conocimiento.

 


Ver comentarios