Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Fabricantes de impresoras 3D creen que hallaron el mercado ideal

Bloomberg | Sábado 06 agosto, 2016

La impresora Cubo 3D de la compañía Systems en una exhibición electrónica en Las Vegas, Estados Unidos. Bloomberg/La República


Hace tiempo que la impresión 3D es una tecnología innovadora en busca de un mercado enorme. Puede que la industria haya encontrado uno en la producción en masa.
Debido a su alto costo y ritmo lento, la utilización de la impresión 3D en la fabricación se ha limitado más que nada a crear prototipos, producir moldes de plástico para alinear dientes y fabricar herramientas. Puede que eso esté por cambiar, lo que podría elevar las acciones de los fabricantes de impresoras 3D Systems y Stratasys tras un largo periodo de merma.
HP presentará una impresora de $130 mil este año, que según la empresa puede fabricar piezas a la mitad del precio y por lo menos diez veces más rápido que las impresoras rivales, y que probablemente utilice materiales de menor costo. Si bien la llegada de HP podría afectar la competitividad, también podría ayudar a expandir el mercado para la producción 3D en masa, área en la que ya pasaron a concentrarse otros fabricantes de impresoras.
Jabil Circuit planea ser una de las primeras empresas en adoptar el dispositivo de HP para imprimir piezas finales de plástico de aplicación aeroespacial, automotriz e industrial que hoy crea mediante procesos como el moldeo por inyección, anunció en una entrevista John Dulchinos, vicepresidente de fabricación digital de la proveedora de servicios de fabricación de productos electrónicos.
“Tenemos casos de uso en cada uno de esos segmentos. Es más barato imprimirlas en 3D que moldearlas”, dijo Dulchinos.
La tecnología de HP podría ser el preludio de una nueva era para la industria. Las aplicaciones productivas de la impresión 3D podrían terminar quedándose con por lo menos el 5% de la economía mundial de fabricación, lo que ascendería a $640 mil millones en ventas anuales, según Wohlers Associates, que monitorea el mercado de impresión 3D hace 28 años.
Los fabricantes de impresoras tendrán que demostrar que sus dispositivos pueden producir partes de igual o mejor calidad, y quizás con características nuevas. La impresora de HP, por ejemplo, puede armar capas de colores para que cuando una parte se gaste el usuario pueda verlo.