F1 a terreno de Red Bull
Después de casi una década, la F1 regresa a Australia, al ahora llamado circuito Red Bull Ring. Cortesía www.redbullcontentpool.com/La República
Enviar

F1 a terreno de Red Bull

Después de 11 años el Campeonato Mundial vuelve a Austria

Con Daniele Ricciardo como la sensación tras su triunfo en el espectacular Gran Premio de Canadá, ahora la Fórmula Uno regresa a Europa, para 11 años después volver a tener presencia en Austria, terreno de la escudería Red Bull.

201406192304010.a88.jpg
El Campeonato Mundial regresa al recordado circuito de Spielberg, donde en 2003 vivió su última carrera con el alemán Michael Schumacher en lo más alto.
Ahora el trazado es propiedad de Red Bull y por ello fue rebautizado como Red Bull Ring, pero sigue sobresaliendo por ser muy rápido gracias a sus cuatro largas rectas y mantiene prácticamente las mismas características que tenía como A-1 Ring entre 2000 y 2003.
Con un circuito en el que la potencia en recta es fundamental, los coches de Mercedes deberían volver a reinar, siempre que superen los problemas de fiabilidad que condenaron al británico Lewis Hamilton en Canadá, que abandonó en la vuelta 46 por problemas en los frenos, y afectaron también al líder del Mundial, el alemán Nico Rosberg, segundo en Canadá tras Ricciardo por problemas de potencia.
Aunque el circuito es desconocido para la mayoría de los pilotos, ya que algunos por primera vez utilizarán esta pista.
"A pesar de que he manejado en este circuito antes, eso fue hace diez años en F3, por lo que es casi como enfrentarlo de cero como casi todo el resto de la parrilla", afirmó el actual líder del campeonato, Rosberg (Mercedes). "Personalmente, me encanta este tipo de desafíos", añadió.
Hamilton afirmó que se ha estado preparando en un simulador. "Siempre es excitante ir a una nueva sede, va a ser un fin de semana interesante", apuntó.
Se espera que los dos monoplazas del equipo de las bebidas energéticas vuelvan a luchar por la victoria, en especial Ricciardo tras su demostración en Canadá.
"Estamos muy excitados, es correr en casa para Red Bull. Veremos qué pasa en la carrera. Esperamos volver a estar fuertes y que sea un gran espectáculo, no solo para los pilotos, sino también para los espectadores", dijo Ricciardo.
Por su parte, Vettel hizo un mayor análisis a un circuito que él sí conoce muy bien. “Es una pista corta, con algunas pocas curvas, pero muy desafiante”, comentó el cuatro veces campeón mundial Sebastian Vettel.
"También hay otros cambios de nivel, lo que lo hará interesante y divertido. Creo que los fanáticos lo van a pasar muy bien", añadió el germano.
Quienes seguirán siendo una incógnita son los coches de Ferrari, que pese a esperar una nueva evolución del F14T para Canadá, se vieron de nuevo relegados a la parte baja de la zona de puntos, con el español Fernando Alonso sétimo tras la bandera a cuadros, y el finlandés Raikkonen décimo.
El circuito austriaco, que se estrenó como parte del campeonato de automovilismo en 1970 —el anterior Gran Premio de Austria, en 1964, se celebró en el aeródromo de Zeltweg, cercano al actual trazado—, ha formado parte de la competición entre 1970 y 1987; y entre 1997 y 2003, cuando se corrió la última carrera en el entonces denominado A1-Ring.
Alrededor de 220 mil espectadores llenarán de color las tres jornadas de la F1 en Austria, con un pico de 95 mil que se aguardan para el domingo a la hora de sacar la bandera a cuadros.
El GP de Austria será el domingo a las 6 a.m. hora de Costa Rica.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios