Enviar
Exxon Mobil busca arbitraje

Houston
Bloomberg

Exxon Mobil Corp., la mayor empresa petrolera del mundo, presentó una solicitud de arbitraje por su disputa por los activos nacionalizados por el gobierno venezolano.
El interés de la compañía, con sede en Irving, Texas, del 41,7% en un proyecto de petróleo pesado tenía un valor en libros cercano a los $750 millones al momento de la expropiación, de acuerdo con un comunicado emitido ayer. La empresa dijo que solicitó el arbitraje el 6 de setiembre con el Centro Internacional para la Resolución de Disputa en Inversiones.
Hugo Chávez, presidente de Venezuela, aduciendo una lucha contra el imperialismo, tomó el control en mayo de cuatro operaciones. Así mismo forzó a los productores de petróleo extranjeros a entregarle a Petróleos de Venezuela al menos el 60% de las acciones en cada operación.
“Exxon Mobil ha trabajado con el gobierno venezolano para alcanzar un acuerdo respecto a la compensación basada en un valor justo de mercado de los activos”, afirmó Len D’Eramo, vocero de la compañía en una declaración enviada por correo electrónico. “Estamos decepcionados de que estas negociaciones no fueran exitosas”.
Exxon Mobil sigue dispuesta a “participar en discusiones con el gobierno venezolano”, añadió D’Eramo.
La compañía ha sostenido conversaciones con autoridades venezolanas desde que se retiró de sus operaciones en Cerro Negro el pasado 26 de junio, el día que se ordenó a las petroleras extranjeras traspasar sus intereses en operaciones de extracción y procesamiento de crudo en la Faja del Orinoco. ConocoPhillips, con sede en Houston, Texas, también se negó a firmar.
Bill Tanner, vocero de ConocoPhillips, dijo que su empresa sigue en negociaciones y tiene la esperanza de resolver la disputa de “firma amigable”.
Venezuela es el cuarto proveedor más grande de crudo y combustibles refinados para Estados Unidos, después de México y Canadá. Sus campos petroleros tiene reservas de 270 mil millones de barriles, de acuerdo con datos del Departamento de Energía de Estados Unidos.
Chávez está a la vanguardia de los líderes latinoamericanos que están cambiando los contratos petroleros e incrementando su porción de propiedad y ganancias de las operaciones petroleras extranjeras. Evo Morales, mandatario boliviano, nacionalizó los campos petroleros en su país el año pasado, y oficiales nicaragüenses tomaron el control el 17 de agosto de una terminal de almacenaje de petróleo propiedad de Exxon Mobil, argumentando que la compañía ha evadido al fisco.
“Estoy muy feliz de que pidieran arbitraje”, dijo Don Hodges, de Hodges Fund en Dallas. “No sabemos cual va a ser el resultado, pero uno prefiere ver que presentan resistencia en lugar de solo decir: sírvase”.
El Centro Internacional, una oficina del Banco Mundial, puede durar un periodo de entre 30 días y seis meses en reconocer su jurisdicción sobre una solicitud de arbitraje, dijo Jay Alexander, socio del bufete Baker Botts LLP.
Obtener dinero del gobierno venezolano puede ser difícil, comentó Patrick Esteruelas, analista para América Latina del grupo Eurasia.
La compañía petrolera estatal “se muestra reacia a ofrecer pagos en efectivo porque están cada vez más enfocados en utilizar el dinero del petróleo para financiar la plataforma de gasto social del gobierno”, afirmó Esteruelas. Petróleos de Venezuela ha retrasado pagos a vendedores y socios este año al tiempo que su deuda creció en $12 mil millones.
La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó el miércoles una ley que le entrega todas las acciones de Petrozuata a PDVSA. Petrozuata fue una operación en la región de la Faja del Orinoco antes dirigida por ConocoPhillips.
Ver comentarios