Extender operación del Juan Santamaría tendría beneficios
La terminal del aeropuerto de Orotina sería similar a este concepto elaborado por la firma de arquitectos Gensler.
Enviar

Un nuevo aeropuerto internacional en Orotina traería importantes beneficios para los sectores turísticos y comerciales, al poder manejar eventualmente un tránsito anual de más de 15 millones de pasajeros.

Por otro lado, el aeródromo Juan Santamarías difícilmente podría ampliarse para satisfacer las necesidades aeronáuticas de Costa Rica a largo plazo, ya que implicaría una costosa inversión, incluida la necesidad de expropiaciones de zonas aledañas.

Sin embargo, sería prudente extender las operaciones del Juan Santamaría hasta principios de la década de 2030, lo que implicaría ahorros significativos para la economía nacional.

Se trataría de varios ajustes a las instalaciones actuales, a un costo de de unos $100 millones, según fuentes cercanas a la operación.

De esta forma, se esperaría un incremento en la cantidad de pasajeros, que generan los ingresos para financiar el nuevo aeropuerto en Orotina, cuya inversión inicial rondaría $2,2 mil millones, sin tomar en cuenta el costo de las mejoras en la infraestructura necesarias para su operación.

La otra opción, señalada por el Gobierno el mes pasado, cuando presentó el plan preliminar del proyecto, es inaugurarlo en 2026, cuando vence el contrato actual de la operación del Juan Santamaría.

En las siguientes secciones de este informe, analizamos varios de los aspectos claves, tanto del aeropuerto de Orotina como del Juan Santamaría.

 


tiempo oportuno


A largo plazo un aeropuerto internacional en Orotina será necesario; sin embargo, podría ser económicamente recomendable extender el contrato de operación del Juan Santamaría por algunos años.


Necesidad

Costa Rica enfrenta la necesidad de contar con un nuevo aeropuerto internacional en Orotina, al suponer que se mantenga la tendencia al alza de visitas al país.
Con las pistas adecuadas para la aviación del futuro, entre otros elementos, el aeropuerto internacional de Orotina podría recibir más de 10 millones de personas que llegarían a mediados de la década de 2030, de acuerdo con el escenario más probable presentado en el estudio del Gobierno.
Por otro lado, sería difícil procesar tantos pasajeros en el Juan Santamaría, que tiene pocas posibilidades de ampliarse.

Lo que sería

El aeropuerto de Orotina consistiría eventualmente en una terminal con dos pistas, desarrollada y operada por una empresa privada, mediante una concesión.
Solo en la primera fase del proyecto, que operaría con una pista durante unos 20 años, habría condiciones favorables para el sector aeronáutico.
Aparte del aeródromo, el plan contempla la conexión con la capital, mediante la Ruta 27 ampliada, así como con San Ramón, mediante una nueva carretera; del mismo modo existe la opción de una conexión ferroviaria con la Estación del Pacífico.

Beneficios técnicos

Con una pista casi al nivel del mar, los grandes aviones que dominarán el mercado aeronáutico del futuro, podrían aterrizar y despegar de forma eficiente en el aeropuerto de Orotina.
Incluso, las aeronaves podrían volar sin escala a China, Japón y Corea, aprovechando los despegues de baja altitud.
La presencia de una amplia pista de rodaje por su parte reduciría el tiempo de espera, para los aviones que hacen fila para despegar.
Además, un alto porcentaje de vuelos operaría a tiempo, gracias al clima seco de Orotina.
En cambio, la pista del Juan Santamaría no es ideal para un alto nivel de tránsito de los grandes aviones, sobre todo en condiciones de mal tiempo.
Tampoco hay espacio en el terreno actual del Juan Santamaría para colocar una segunda pista, ni tampoco una pista de rodaje de tamaño completo.


SIN ESCALA Con un aeropuerto a nivel del mar, se podría conectar Costa Rica sin escala con las siguientes ciudades, con varias aeronaves ya existentes, como los Airbus A340-500 y A380, así como el Boeing 777-200LR (distancia expresada en miles de kilómetros).

CIUDAD DISTANCIA
Moscú 11,0
Tokio 13,2
Seúl 13,8
Pekín 14,1
Shanghái 14,7

Beneficios económicos

En este momento no existen datos o cálculos del impacto que tendría el aeropuerto de Orotina en la economía.
Sin embargo, se supone que el proyecto impulse el sector turístico, ya que los visitantes llegarían a un lugar cercano a las playas de la costa del Pacífico Central y Sur.
El sector comercial también sería fortalecido, incluso el área logística de Coyol, así como el nuevo Centro Nacional de Convenciones y sus zonas aledañas.


Vendrán más La cantidad de pasajeros crecerá durante los próximos 30 años en un promedio del 4% anual, de acuerdo con el informe del Gobierno (datos en millones de pasajeros en el escenario más probable).

2027 2033 2047
Moscú 11,0 11,0

Costo alto

La principal duda relacionada con el inicio de operaciones en 2026 es el costo, que sería de unos $220 millones al año, que contempla el financiamiento a 20 años plazo a una tasa del 8%.
La inversión en la primera fase del aeropuerto costaría unos $2,2 mil millones, según el Gobierno.
Además, una nueva carretera que conecte Orotina con San Ramón, pasando por Paraíso, costaría varios cientos de millones de dólares adicionales, dependiendo de sus características.
Habrá un costo por ampliar la Ruta 27 más allá de lo planificado, para tomar en cuenta el tránsito de los pasajeros entre el aeropuerto y la capital.
Buena parte del costo del proyecto sería cancelado mediante los montos pagados al operador del aeropuerto por servicios prestados a las aerolíneas, así como el alquiler de los espacios comerciales de la terminal.
Sin embargo, los ingresos podrían no cubrir los costos del proyecto durante los primeros años, dado el nivel de tránsito todavía moderado.
Incluso, el plan del Gobierno contempla aumentar a $40 el impuesto de salida y ceder al operador durante varios años a partir del inicio de la operaciones, lo que implicaría una reducción anual en las finanzas públicas de unos $100 millones, en el escenario más probable, cifra que iría aumentando a medida que incrementa la llegada de pasajeros.
Adicionalmente, el modelo financiero presentado considera una tarifa de prefinanciamiento de $5 por pasajero durante el periodo de construcción del nuevo aeropuerto, monto que recaería sobre los viajeros.


No se sabe todavía cuáles serían los ingresos o costos operativos del aeropuerto de Orotina; sin embargo, se puede estimar el costo anual del financiamiento de la primera fase, al suponer una inversión de $2,2 mil millones a 20 años plazo a una tasa del 8%.

  COSTO ANUAL  
  $220 millones  

Inicio 2026

Habría muchos factores por analizar en el corto plazo si Costa Rica quisiera tener un nuevo aeropuerto a partir de 2026, desde el ambiental y laboral hasta el técnico y financiero.
Sin embargo, se podría hacer, si el Estado dedicara los recursos adecuados al proyecto.

Extender contrato
de Juan Santamaría

Una opción para el aeropuerto de Orotina, sería atrasar su fecha de inicio, mientras crece el volumen de visitantes.
Se trataría de extender por algunos años el contrato de operación del Juan Santamaría, que no puede convertirse en un aeródromo adecuado para el futuro sin un monto significativo invertido en expropiaciones.
Por otro lado, sería posible extender su vida útil por unos cinco a diez años, con una inversión de alrededor de $100 millones en varias obras, como una pista parcial de rodaje, así como la ampliación de la terminal.
Mientras tanto, se esperaría que el volumen de tránsito aéreo creciera, justificando el inicio de operaciones del aeropuerto de Orotina.
El Juan Santamaría en 2016 manejó unos 4,5 millones de pasajeros.
En cuanto a la extensión del contrato, que vence en 2026, podría ser una licitación, o una prórroga al operador actual, Aeris Holding Costa Rica, S.A.

 

Ver comentarios