Enviar

Expulsar a diputados del PASE, propone López

201308070936541.oscar-lopez.jpg
El anuncio de adhesión a la candidatura de Johnny Araya por parte de Víctor Emilio Granados, Rita Chaves y Martín Monestel, fue un golpe bajo para Óscar López, líder del PASE.

El apoyo al liberacionista y no al representante de su partido, es la razón que motivó a Óscar López a convocar una asamblea de la agrupación, para pedir a los tres legisladores que devuelvan sus curules.

Pese a esto, no hay obligación jurídica que obligue a los legisladores a renunciar a su puesto como diputados, pero López cree que acatar la disposición de la dirigencia del partido “dependerá de la ética y moral de cada quien”.

La salida de Chaves y Granados, según López, se debe a una petición que hicieron para obtener un puesto en alguna junta directiva.

En el caso de Monestel, su interés estaba en ocupar un cargo de cónsul fuera del país, de acuerdo con la versión de López.

“Nosotros censuramos y repudiamos esto, ellos se arrogaron el derecho de hablar a nombre de las personas con discapacidad y adultos mayores. Ellos no tienen derecho de ofrecer el apoyo de estas poblaciones a cambio de puestos públicos”, criticó López.

Alrededor de 210 mil votos se necesitaron para que el PASE pudiera colocar cuatro diputados en esta Asamblea Legislativa.

El primero en abandonar las filas del partido fue José Joaquín Porras, por diferencias con el líder de la agrupación.

Los tres restantes diputados de la fracción del partido anunciaron que votarían por López en la papeleta de diputados, pero que no lo harían para Presidente.

“Como Presidente, Óscar López es un excelente diputado”, ironizó Granados, hace una semana.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios