Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Expropiaciones recibirán a nuevo gestor del aeropuerto

Danny Canales [email protected] | Viernes 04 abril, 2008



Quien asuma ampliación del Juan Santamaría tendría que esperar a que le entreguen algunos de los lotes que necesitará
Expropiaciones recibirán a nuevo gestor del aeropuerto

• Aún quedan 14 terrenos que no han sido liberados; otros 28 están en disputa en el Tribunal Contencioso Administrativo
• Demora en el traslado de las instalaciones de Recope y Coopesa podría afectar la ampliación de las salas de abordaje

Danny Canales
[email protected]

La empresa que acoja los trabajos de ampliación del aeropuerto Juan Santamaría, ya sea Alterra o bien alguno de los actuales candidatos, se encontrará con que no podrá iniciar de inmediato algunas obras tan esperadas, debido a atrasos en el proceso de expropiación.
Aunque por contrato todos los terrenos debieron estar listos en enero de 2002 para que el operador del aeropuerto iniciara las obras, aún hay 14 que no se han podido entregar.
Además hay 28 expedientes en disputa en el Tribunal Contencioso Administrativo, aunque el Estado ya puede disponer de ellos.
De acuerdo a su ubicaci
ón y tamaño, con un solo lote se podría demorar el inicio de una obra.
En el departamento de Terrenos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) afirmaron que ya cumplieron con el proceso que les correspondía y que las propiedades que falta liberar están en trámite en el Tribunal Contencioso Administrativo, dijo Rodolfo Madrigal, jefe del departamento de Terrenos del MOPT.
En ese sentido existen expropiaciones del aeropuerto que no se han resuelto, pero “todos los casos están avanzando”, dijo Siria Carmona, jueza del Tribunal Contencioso Administrativo.
No obstante, no es posible saber para cuándo estarían resueltos los casos pendientes, pues los plazos de resolución son muy relativos, agregó la funcionaria.
El atraso en las expropiaciones de terrenos del Juan Santamaría toma especial relevancia en este momento, debido a que los socios de Alterra y los bancos acreedores del contrato aeroportuario negocian la venta del proyecto a una tercera empresa, para que complete la ampliación.
En caso de que el Estado no apure el proceso de expropiación para entregar los lotes a tiempo, podría exponerse a otra millonaria demanda por incumplimiento de contrato por parte de la compañía que asuma la conclusión del proyecto aeroportuario, como la que le ganó Alterra por $8 millones —en setiembre de 2005— por ese mismo problema.
Los casos que se resuelven en el Tribunal Contencioso Administrativo son aquellos en los que el Estado no pudo ponerse de acuerdo con los propietarios, en su mayoría porque la oferta económica no les satisfizo.
Según los archivos del MOPT, hay casos de expropiaciones que se han extendido más de cinco años en instancias judiciales.
Otro proyecto que está amenazado es la ampliación de las salas de abordaje, debido a que tampoco se ha cumplido con el trámite de traslado de las instalaciones que dispone la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y el taller
mecánico Coopesa, en el Juan Santamaría.
El desalojo de ambas estructuras también debió completarse en 2002.
Actualmente Recope está gestionando el traslado de sus tuberías y equipos que disponen al oeste de las salas de abordaje. En el caso de Coopesa, aún no hay planes de traslado, pues no se ha superado una vieja disputa que mantiene con el Gobierno.
Para especialistas en derecho, el pecado en el proceso de expropiación no está en la ley, sino en el proceso administrativo.
“El Estado ha demostrado que puede sacar a tiempo algunos casos cuando la Contraloría le ha dado plazos para entregar los terrenos”, dijo Leonardo Feinzaig, abogado del bufete Feinzaig, Scharf & Van Der Putten.
Como solución el especialista recomendó fortalecer el departamento encargado de realizar las expropiaciones, así como crear mecanismos de adquisiciones más ágiles, entre las cuales planteó la posibilidad de dar al concesionario el financiamiento de la compra de los terrenos.
De darse la venta del proyecto aeroportuario, los trabajos se iniciarían para finales de este año o principios de 2009.
La mayoría de terreno
s en proceso se necesitan para construir una calle de rodaje, que serviría para que los aviones calienten motores y realicen otras maniobras sin estorbar en la pista principal.
La iniciativa de Alterra y los bancos de buscar a una tercera empresa para
que asuma el proyecto es producto de las dificultades que enfrentaron en los últimos cinco años para suscribir un acuerdo con el Gobierno que les permitiera concluir los trabajos.
La empresa tiene tiempo hasta mediados de mayo para presentar una propuesta de arreglo que, en caso de convencer a los jerarcas del Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac), se dé marcha atrás al proceso iniciado por el Gobierno en diciembre de 2006 para terminar el contrato de forma anticipada.
Si la compañía aeroportuaria no presenta una salida que cumpla con las expectativas del Gobierno, entonces el Cetac asumirá la operación del Juan Santamaría con la colaboración de la Organización de Aviación Civil Internacional.