Expresidente Portillo reconoce culpa en lavado de dinero
El expresidente guatemalteco, Alfonso López Portillo, conocerá la sentencia por este caso el 23 de junio de este año. afp/la republica
Enviar

Expresidente Portillo reconoce culpa en lavado de dinero

El expresidente de Guatemala Alfonso Portillo se declaró ayer culpable ante un tribunal federal estadounidense de un cargo de conspiración para lavar dinero en este país.
Portillo reconoció su culpabilidad en una comparecencia ante el juez federal James Patterson y está a la espera de la sentencia, que se conocerá el próximo 23 de junio, según indicaron fuentes de la fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York.
El exmandatario guatemalteco, de 62 años, podría ser condenado a una pena máxima de veinte años de prisión y a una multa de $500 mil o el doble del dinero implicado en las transacciones ilegales.
Portillo fue extraditado a Nueva York en mayo del año pasado desde Guatemala para responder por los cargos que se le imputaban de conspiración para el blanqueo de dinero obtenido ilegalmente durante su mandato (2000-2004).
En su primera comparecencia judicial tras su extradición, el pasado 28 de mayo, el expresidente guatemalteco se había declarado inocente de los cargos.
Portillo fue acusado en enero de 2010 por la fiscalía federal de Manhattan de un cargo de conspiración para el lavado en cuentas bancarias estadounidenses de decenas de millones de dólares obtenidos ilegalmente durante su mandato (2000-2004).
El acta de acusación de la oficina del fiscal federal Preet Bharara señalaba tres episodios en los que Portillo y sus cómplices malversaron dinero público, que luego fue desviado hacia cuentas personales en Estados Unidos y Europa con el fin de blanquearlo.
"Portillo está acusado de convertir el puesto de la Presidencia de Guatemala en su cajero automático personal", había señalado el fiscal federal Bharara al hacer pública la acusación contra el exmandatario.
La entrega de Portillo a EE.UU. fue autorizada en noviembre de 2011 pero no se materializó hasta mayo de 2013, un mes después de que la Corte de Constitucionalidad rechazó una última petición de amparo del expresdiente.
En cambio, la Justicia guatemalteca ha exonerado al expresidente, en la última ocasión en abril del año pasado, cuando una Sala de Apelaciones de Guatemala ratificó la sentencia absolutoria dictada en mayo de 2011 por un caso de corrupción.
Por su parte, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) destacó la importancia de que el expresidente Alfonso Portillo se haya declarado culpable ante un tribunal federal estadounidense de un cargo de conspiración para lavar dinero.
"A la Cicig le parece importante resaltar que el mismo (ex)presidente ha reconocido su culpa por uno de los delitos que se le imputan", aseguró Diego Álvarez, portavoz de la Cicig.
Álvarez señaló que por el momento la Cicig no tenía más conocimiento de lo acontecido en Nueva York, por lo que prefería extenderse en cuanto tuviera la información completa a su alcance.
La Cicig participó como querellante, junto a la Fiscalía guatemalteca, en el proceso judicial en contra de Portillo en Guatemala, por la supuesta malversación.

Nueva York/EFE

Ver comentarios