Enviar
Expresidente de partido de Lula condenado por corrupción

Sao Paulo, 10 oct (EFE).- El expresidente del Partido de los Trabajadores (PT) José Genoino renunció hoy a su cargo como asesor especial del Ministerio de Defensa, luego de que la máxima corte brasileña lo declarara culpable de cargos de corrupción activa.


Genoino, exguerrillero y dirigente del partido que ayudó a fundar Luiz Inácio Lula da Silva en 1980, presentó su renuncia al cargo público en una carta abierta que leyó durante una reunión de la Dirección Nacional del PT en Sao Paulo.

Pese a que aún no se han pronunciado dos de los diez miembros del Tribunal Supremo, Genoino ya fue declarado culpable por la mayoría (siete votos en contra y uno a favor) del cargo de corrupción activa y aún será juzgado por el cargo de asociación para delinquir.

"Me retiro del Gobierno con la conciencia de los inocentes. No me avergüenzo de nada. Seguiré luchando con todas mis fuerzas por un Brasil mejor, más justo y soberano, como siempre hice", afirmó Genoino en su carta.

El expresidente del PT calificó su condena como "un error" de la corte. "Fue injusta; condenó a un inocente; condenó sin pruebas", afirmó.

Genoino es uno de los exdirigentes del PT a los que el Supremo Tribunal Federal (STF) responsabilizó el martes por una red de corruptelas que operó entre 2002 y 2005, durante el primer Gobierno de Lula.

Los magistrados consideraron que Genoino desvió recursos públicos para sobornar a diputados de otros cuatro partidos, un escandaloso caso que puso a tambalear al Gobierno de Lula.

Además de Genoino, el STF también condenó por corrupción activa al exministro de la Presidencia José Dirceu, uno de los líderes más importantes de la izquierda brasileña y en la época considerado mano derecha de Lula, así, como al antiguo tesorero del PT Delubio Soares.

"Mi condenación es un intento de condenar todo un partido, pero ellos fracasarán. El juicio de la población siempre nos favorecerá porque ella sabe reconocer quién trabaja por los justos intereses. La población también sabe reconocer la hipocresía de los moralistas del momento", agregó Genoino, que se abstuvo de dar declaraciones a los periodistas.

El exdirigente afirmó que el juicio contra 37 acusados de integrar la red de corrupción durante el Gobierno de Lula esconde una "sistemática" campaña de odio contra el PT.

Agregó que en esas condiciones nadie puede esperar un juicio justo e imparcial.

De acuerdo con Genoino, pese al argumento de que las decisiones de la máxima corte no se discuten sino que se acatan, "me reservo el derecho de discutir, abierta y democráticamente con todos los ciudadanos del país, la sentencia que me fue impuesta y que seré obligado a cumplir".

En su opinión, los magistrados que lo condenaron "sin pruebas" y sólo por haber sido el presidente del PT en el momento en que ocurrieron los delitos juzgados, quieren que sea ignorada "toda una vida dedicada, con gran sacrificio personal, a la causa de la democracia y a un proyecto político que viene libertando a Brasil de la desigualdad y de la injusticia".

Agencia EFE
Ver comentarios