Enviar
Proyecto de CADEXCO a partir de 2010 ampliará la capacidad de las medianas y pequeñas empresas para exponerse en Internet
Exportadores contarían con mayor exposición a través de la Web
Actualmente, pocas pymes nacionales dedicadas a la exportación cuentan con sitio en el ciberespacio

Las medianas y pequeñas empresas contarán con una nueva herramienta para exportar sus productos y servicios a partir del año entrante, a través de un proyecto piloto manejado por la Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO).
Los beneficios de este programa incluyen la asesoría que les permite a los participantes hacer sus sitios en Internet más productivos, además sus páginas se colocarían en un nuevo portal llamado “Exporta 2.0”, que atraería las visitas de los compradores del mundo.
Cualquier exportadora costarricense mediana o pequeña puede postularse para participar en la fase inicial del proyecto, siempre y cuando ya cuente con una página en Internet, así como historial de exportaciones realizadas; entre los aspirantes se escogerán 250, dijo Pedro Ramírez, gerente de Proyectos de CADEXCO
Una de las labores más importantes de esta fase involucra la capacitación de los participantes, de modo que sus sitios no solo expongan sus productos y servicios, sino que aprovechen redes sociales, blogs y buscadores en Internet como
Google y Yahoo para promocionarse.
En la segunda fase, se seleccionará 100 de estas empresas, según los criterios de los asesores técnicos del proyecto, cuyas exportaciones se colocarán en el portal Exporta 2.0, que ofrecerá compra directa on-line, aprovechando una especie de carrito similar al que se utiliza en Amazon.com.
Dado que un sitio
Web que aglomera una amplia gama de las exportaciones costarricenses sería mucho más visible en Internet que la página de una sola empresa, se espera poder llamar la atención a los importadores globales.
Adicionalmente, los participantes podrán interrelacionarse con expertos para obtener información sobre las tendencias de mercados, así como los requisitos para exportar a distintos destinos, agregó Pedro Ramírez.
Las empresas participarían sin ninguna erogación, mientras el Banco Interamericano de Desarrollo, el Instituto de la Conectividad de las Américas, y el Gobierno de Costa Rica, sufragarán el costo involucrado de $640 mil, durante la vida del proyecto piloto de dos años.
Después de este lapso, el proyecto tendría que autofinanciarse, explotando las herramientas que ya se habrán forjado. Una vez que suceda eso la inscripción en el portal podría extenderse a otros participantes, bajo el concepto de un modelo comercial.





Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios