Enviar
Caída en ventas al exterior tiende a ser cada vez menor
Exportaciones muestran signos de recuperación
• Merma pasó del 17% en febrero al 11% en setiembre



Natasha Cambronero
ncambronero@larepublica.net

El sector exportador comienza a sentir con menor fuerza los coletazos de la ola que lo embistió a principios de año. La merma en sus ventas inició una tendencia decreciente.
Conforme pasan los meses y la confianza del consumidor repunta, en la medida en que la recesión económica parece ir perdiendo su intensidad, la comercialización de mercancías nacionales hacia el resto del mundo recobra fuerza.
Durante los últimos dos meses, las exportaciones locales presentaron una leve mejora.
En febrero pasado la disminución en las ventas en relación a 2008 era del 17%; mientras que en setiembre este porcentaje descendió hasta un 11%, revelan estadísticas del Banco Central y de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).
El menor impacto es producto del acercamiento a nuevos mercados, pues los tradicionales socios comerciales de Costa Rica —Estados Unidos y Centroamérica— continúan comprando menos.
Entre las naciones que han elevado la adquisición de productos nacionales se encuentran Francia, Suecia, Holanda, China, India, Argentina y Venezuela.
“Estos factores económicos nos han permitido amortiguar los efectos en nuestra economía, ya que hemos logrado que las exportaciones no dependan de pocos productos. Actualmente, estamos exportando a más de 150 mercados”, argumentó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
La menor caída en las exportaciones se presenta principalmente en el sector de purés de frutas, jugos y concentrados, mercancías que durante el año han presentado un constante crecimiento.
Otros productos que han sacado la cara por el sector exportador son el café y el melón, mientras que el banano y la piña muestran un baja en sus ventas.
Si bien el consumo ha mostrado una mejoría, aún existen limitantes a nivel local que ayudan a que siga existiendo una caída, como lo son el alto precio de los bienes, las tasas de interés, el poco financiamiento y el atraso en infraestructura.
“La política económica del país nos tiene preocupados, seguimos siendo caros y el tipo de cambio también nos afecta, en el tema logístico seguimos teniendo problemas, se necesita solucionar problemas a nivel interno para que las exportaciones no sigan cayendo”, dijo Mónica Araya, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).
El más reciente hecho que demuestra estas debilidades es la reciente huelga de trabajadores en los puertos de Limón y Moín, la cual paralizó el embarque y desembarque de mercancías.
Esta situación ocasionó pérdidas en el sector bananero de $3,8 millones por cada día que estuvieron detenidos los trabajos en los muelles.

Ver comentarios