Enviar
Excesos en ayudas a productores generarían sanciones de la Organización Mundial del Comercio
Exportaciones en riesgo por subsidios al arroz
Beneficios que se otorgan en el país son mayores en un 600% a lo permitido en el mundo

La forma en que se define el precio del arroz nacional podría acarrear complicaciones para los productores locales y hasta una sanción para toda la producción local exportable.
Las ayudas que puede otorgar un Estado a sus productores no debe exceder los $15 millones; para 2009, solo el gremio arrocero recibió $90 millones en subsidios.
El asunto ya había sido advertido por el ex titular de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz, en el sentido de que el precio mínimo definido por el Estado bien podría ser interpretado por otros países del mundo, como un subsidio exagerado al gremio arrocero.
La cifra otorgada en subsidios actualmente es un 600% mayor a lo permitido por la Organización Mundial del Comercio (OMC), aduce Fernando Ocampo, viceministro de Comercio Exterior.
“Sabemos que el riesgo es muy alto, pues no solo estamos ante una sanción para un producto específico, sino que toda la oferta exportadora nacional podría verse sancionada. Por esa razón estamos haciendo todo lo posible, realmente corriendo, para ofrecer una solución creativa a todo esto”, recalcó Ocampo.
Las reglas del intercambio comercial internacional señalan múltiples sanciones para cualquier país signatario de la OMC, que abuse de medidas para proteger a alguno de sus sectores productivos.
“De partida podría decirse que el tema ni siquiera es sujeto de revisión, por cuanto no afecta el comportamiento del mercado internacional del arroz. Lo que pasa es que si algún otro país se interesa en nuestro consumo, bien podría elevar el asunto ante el Organo de Solución de Diferencias de la OMC, y ahí la cosa podría complicarse”, explicó Omar Sánchez, jefe de Estadística de la Corporación Bananera Nacional.
Los bananeros nacionales mantuvieron un proceso de “estira y encoge”, precisamente en ese órgano, por los subsidios otorgados a productores de esa fruta en la Unión Europea y que en varias oportunidades fueron declarados ilegales.
“Lo siguiente que hay que valorar es, cuál sea la condición del arroz dentro de los tratados comerciales que ha firmado Costa Rica, pues allí podría estar la aclaración a todo el tema, para bien o para mal”, agregó Sánchez.
Con base en las reglas del libre intercambio, las sanciones van desde las muy específicas al producto en cuestión, hasta las que se podrían imponer a la exportación completa de un país.
Los arroceros nacionales contratarán la próxima semana, a los expertos en derecho comercial internacional que se encargarán de llevar el caso.
“En realidad no creemos que este sea un asunto tan negativo, pero no podemos confiarnos; hay otros países que mantienen subsidios a sus arroceros, y nadie dice nada. Por ejemplo, en la plaza internacional el precio de la bolsa de 50 kilos de arroz de Estados Unidos se transó en enero pasado a $15, y hoy cuesta $10…¿cómo se explica que una caída del 33% en un producto no acabe con esos productores?”, indicó Eduardo Alvarado, presidente de la Corporación Arrocera Nacional.
“Se trata de una amenaza letal para nuestros intereses; el hecho de que se obligara a quitar el precio mínimo, representaría el inevitable desmantelamiento del gremio arrocero”, añadió Alvarado.
Desde hace un mes el Ministro de la Presidencia giró la instrucción de actuar rápidamente, pues “la administración es consciente de que la situación podría acarrearle sanciones comerciales al país, pero existe la disposición a hacer correcciones”.
La estrategia a seguir, se estaría poniendo en manos de la Presidencia de la República, en los próximos días.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios