Enviar
Concesión a Mallon Oil sería excluida de prohibición
Explotación petrolera congelada tres años

Medida pretende minimizar cuestionamientos por nombramiento de Castro
En la que será su nueva oficina, René Castro no había puesto un pie, pero en Casa Presidencial ya firmaba su primer decreto como Ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones en el gobierno de Laura Chinchilla.
Una moratoria a la explotación petrolera en territorio nacional durante los próximos tres años fue la primera acción que realizó ayer el excanciller, al mismo tiempo que en las afueras de su despacho un grupo de personas se manifestaba en contra de su nombramiento.
Ante tal mandato, en el país no se podrán realizar proyectos de extracción de crudo, pero sí exploraciones para ver el potencial energético.
Asimismo, aquellas empresas que tengan una concesión desde antes de la entrada en vigor de ese decreto no se verán afectadas, pues legalmente ya tienen derechos adquiridos.
En este sentido, la empresa estadounidense Mallon Oil, que ganó la licitación para explorar y explotar hidrocarburos en la Zona Norte y el Caribe del país desde abril de 2000 no se vería afectada con la medida.
No obstante, el decreto establece que los trámites que no hayan concluido con anterioridad a la vigencia de tal decreto una vez se publique en La Gaceta, también se suspenderán durante tres años.
“Mallon no ha cumplido todos los requisitos, y aun en el supuesto de que hubiera un contrato en ejecución, el ordenamiento prevé una serie de supuestos, de los cuales el interés público se impone; lógicamente, respetando el debido proceso y las responsabilidades si las hubiese”, manifestó Castro.
Ante tal disyuntiva, el Poder Ejecutivo aún no define cuál será el destino de este proyecto en específico, decisión que se tomará en las próximas semanas, una vez que el nuevo jerarca de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones se asiente en su cargo.
“Hay una moratoria en general y un caso particular (Mallon) que tiene cosas pendientes, vamos a valorarlo individualmente, obviamente según lo que dice este decreto”, añadió Castro.
La presidenta Chinchilla justificó tal suspensión, aduciendo que los beneficios que obtendría el país de este tipo de actividad serían desproporcionales con el costo ambiental y socioeconómico que representaría.
Además, que el país no tiene el sistema institucional, ni los expertos adecuados para supervisar y llevar a cabo proyectos de extracción petrolera.
Otro argumento de la mandataria es que en el país no existe una normativa idónea para asegurar que no suceda un derrame de crudo.
También se menciona en el decreto que sería idóneo obtener mayor información sobre el potencial energético nacional y actualizar el mapa geoquímico antes de negociar cualquier nueva concesión, pues la realidad nacional ha cambiado desde 1995, año en que se estableció la Ley General de Hidrocarburos.
Desde que Costa Rica comenzó a valorar la posibilidad de extraer petróleo durante la administración de José María Figueres, dos empresas diferentes ganaron los dos concursos de licitación en este sentido, Harken y Mallon Oil.
La primera actualmente tiene un proceso judicial en contra del país y la segunda está a la espera de que se firme el contrato para comenzar las labores de exploración.
“Estamos sorprendidos con la noticia del decreto, no hemos sido notificados, el Gobierno no nos había comentado nada y estamos estudiando el texto para valorar su alcances, todavía es muy precipitado para hablar del tema”, dijo Pedro Oller, representante legal de Mallon Oil en el país.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios