Enviar
Incentivo a la compra de automóviles que utilicen energías amigables tendrá que esperar al menos dos meses más
Exoneración de vehículos eléctricos se pospone

• Iniciativas pretenden minimizar los problemas de contaminación y la dependencia de hidrocarburos

Natasha Cambronero
[email protected]

La posible exoneración de impuestos a los carros que utilizan energías limpias y la restricción del ingreso al país de vehículos antiguos, caminan a paso lento.
Ambas medidas son analizadas como posibles soluciones para disminuir la contaminación que ocasionan los automóviles que funcionan con combustibles relativamente sucios y minimizar los altos precios del petróleo.
Sin embargo, el decreto se encuentra todavía en proceso en el Ministerio del Ambiente y Energía (Minae), por lo que tardaría aproximadamente dos meses más.
Una vez listo el documento deberá ser revisado por el Ministerio de Hacienda y otros actores externos, según explicó Roberto Dobles, ministro del Ambiente.
Julio Matamoros, viceministro del Minae, había manifestado a LA REPUBLICA el 14 de abril que el decreto estaba listo y ya se encontraba en poder de Hacienda para luego “hablar con el Presidente y publicarlo en La Gaceta”.
Para las autoridades del Minae estas iniciativas son de “urgencia”, pero por el momento el incentivo a la compra de este tipo de carros amigables con el ambiente deberá esperar mucho más tiempo.
La iniciativa pretende ser una respuesta a los altos índices de contaminación en el ambiente, principalmente en lugares con mucho flujo vehicular.
Solo en San José se conoce de cinco puntos en los cuales se sobrepasa en un 50% la cantidad de dióxido de nitrógeno permitido por la Organización Mundial de la Salud para determinar cuándo un aire es limpio.
Circunstancias parecidas se viven en otros lugares del área metropolitana, como por ejemplo Heredia, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional.
Por ahora, lo que está valorando el Gobierno es reducir hasta un cero por ciento el pago del impuesto de consumo de los carros híbridos, eléctricos o que utilicen biocombustibles que lleguen al país.
De tal forma que los usuarios se economicen el 37% de impuestos sobre el valor real que actualmente pagan estos carros.
Por otra parte, la posible orden para que solo automóviles nuevos ingresen al país se mantendrá pendiente. Este proyecto pretende impedir que sigan entrando vehículos usados.
“Lo que se procura es acelerar la renovación, que los carros con algunos años de antigüedad dejen de entrar al país y así proteger al ambiente, afirmó Dobles.
Esta normativa no tomará en cuenta la carrocería de los vehículos sino el estado del motor, ya que al país ingresan carros último modelo que funcionan con motores más antiguos y afectan sobremanera al ambiente como si se tratara de un carro usado.
“Este proyecto va a permitir una restricción en motores de todo tipo de carros, no por carrocería, porque pueden entrar carros híbridos usados que de igual forma van a ser amigables con el ambiente, así como vehículos con una excelente carrocería y un motor dañino”, agregó el Ministro.
Ver comentarios