Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



MAGAZINE


"Excelente pronóstico" para Jobs

| Jueves 25 junio, 2009



“Excelente pronóstico” para Jobs
El fundador de Apple recibió un trasplante de hígado

El fundador de Apple, Steve Jobs, recibió un trasplante de hígado y se recupera bien, con un “excelente pronóstico” para su salud, anunció el miércoles el hospital de Memphis (Tennessee, sur), donde fue operado.
“Steve Jobs recibió un trasplante de hígado” en el hospital de la universidad metodista de Memphis, anunció en un comunicado el cirujano responsable de los trasplantes en ese hospital, James D. Eason.
La intervención fue realizada en conjunto con la universidad de Tennessee.
Jobs era “el paciente más grave de la lista de espera al momento en el que el órgano de un donador estuvo disponible”, explicó el cirujano. “Jobs se recupera bien y el pronóstico es excelente”, agregó el médico, tras precisar que el comunicado de salud fue difundido “con el permiso del paciente”.
El periódico Wall Street Journal había anunciado el 20 de junio que Jobs, cuyo retiro de la vida pública desde hace unos meses condujo a rumores de muerte, había recibido un trasplante de hígado.
El grupo informático había planificado su retorno el lunes para permitirle anunciar un nuevo éxito, la venta de más de 1 millón de ejemplares en tres días del nuevo iPhone 3GS.
Aunque las noticias tranquilizadoras sobre la salud de Jobs, se ampliaron la estricta consigna de silencio observada por el grupo informático generó críticas y temores desde el anuncio de su trasplante de hígado.
El grupo de Cupertino (California, oeste de Estados Unidos) se niega a informar directamente sobre la salud de su presidente.
Apple tampoco precisó cuándo volvería al trabajo.
El mismo Jobs comentó el lunes, pero mediante un comunicado, el éxito del lanzamiento del nuevo iPhone 3GS.
Algunos testigos aseguran haber visto a Jobs, de 54 años, en los corredores de la empresa desde el inicio de la semana, aunque no está claro si era la primera vez que iba desde que cedió la gestión diaria a su número dos Tim Cook en enero.
La extrema discreción de la empresa hace correr mucha tinta en los medios financieros y jurídicos, donde se recuerda que una empresa tiene la obligación de informar a los accionistas e inversores sobre cualquier cambio en su dirección.
Este silencio tal vez tuvo que ver con la caída del título de Apple, que perdió un 4,62% entre el lunes de mañana y el martes por la noche, antes de recuperarse un poco el miércoles tras el anuncio del buen pronóstico para Jobs.
"Steve Jobs es una persona muy importante y su estado de salud debería haber sido revelado desde un principio", dijo el abogado Tom Ajamie a la CNBC, estimando que "el hecho de que la sociedad haya minimizado (sus problemas de salud) muestra que saben que es importante para el precio del título".
Pero para Charles Elson, director del centro Weinberg para la administración de empresas en la Universidad de Delaware, Apple no tenía una obligación legal al respecto.
No obstante, admitió en una entrevista con la AFP, "dadas las evoluciones del título en torno a su salud, ésta es aparentemente importante para los inversores" y eso sugiere que “la transparencia es el mejor camino a seguir”.
Los analistas subrayan que Jobs, uno de los cofundadores de Apple, “encarna” a la sociedad desde que supo relanzarla retomando su dirección en 1997, tras 12 años de ausencia.

Washington
AFP