Enviar
Tras dejar Secretaría General de la OEA
Ex presidente Rodríguez cumple seis años de haber regresado al país

Hace seis años dejó la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para venir a encarar la justicia nacional.
Hoy Miguel Angel Rodríguez, ex presidente de la República, continúa la lucha por tener un juicio justo en el denominado caso ICE-Alcatel, en el cual se le denuncia por presuntamente haber cometido dos delitos de enriquecimiento ilícito.
A seis meses de iniciado el debate en la sala tres de los Tribunales de Justicia de Goicoechea, donde figura como imputado junto a otras ocho personas, el ex mandatario espera que cuando se conozca la sentencia prevalezcan sus derechos humanos y procesales, y se desestimen las denuncias en su contra.
“Volví hace seis años voluntariamente a dar la cara, presentarme ante el Ministerio Público y someterme a la soberanía de los jueces en respeto al debido proceso. Desde mi llegada sufrí afrentas, exhibición ilegal como si fuera delincuente, tarimas para la prensa, uso ilegal de la pista del aeropuerto, perreras, cárcel, uso de pruebas falsas en mi contra, ocultamiento de pruebas, violaciones constantes del secreto del procedimiento preliminar, denegación al derecho de defensa. Y lo que se decía que era un caso listo para acusarme apenas está en juicio hace seis meses. Pero estos seis años han sido también un largo periodo que me ha permitido aquilatar la bondad y la decencia de la gran mayoría de los costarricenses que me han brindado su afecto, su solidaridad y sus oraciones”, manifestó Rodríguez.
Actualmente, en el debate se están recibiendo las declaraciones de los testigos presentados por la defensa del ex presidente.
Anteriormente, la Fiscalía llamó al estrado a José Antonio Lobo, ex directivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), quien figura como “testigo de la corona”, pues fue quien le relató al Ministerio Público cómo presuntamente ocurrieron los hechos que se denuncian.
En este caso se investiga el supuesto pago de dádivas a funcionarios públicos y políticos para que mediaran a favor de la firma francesa Alcatel, para que esta ganara la licitación de las primeras 400 mil líneas de telefonía celular GSM que el ICE sacó al mercado.
Junto a Rodríguez figuran como imputados otras ocho personas, entre ellas sobresale Eliseo Vargas, ex presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social y ex diputado, quien además fue sentenciado en octubre pasado a cinco años de prisión por peculado en el caso Caja-Fischel.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios