Enviar
Ex empleados de Sanz se declaran culpables


Dos ex empleados de Alejandro Sanz acusados de exigir dinero para no divulgar asuntos personales del cantante se declararon ayer culpables tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía Estatal antes de que comenzara la selección del jurado del juicio, que ya no se celebrará.
Con el acuerdo, el cubano-americano Carlos González y su esposa, Sylvia Helena Alzate, de origen colombiano, eludieron el proceso judicial y afrontan ahora una leve sentencia.
González y Alzate se enfrentaban a un máximo de 50 años de prisión y un máximo de 15 años, respectivamente, y ahora deberán cumplir una condena de dos años de libertad condicional cada uno.
El acuerdo establece que no quedará registro de sus antecedentes penales. La pareja, por su parte, tiene prohibido hablar sobre el caso y debe mantenerse alejada del artista madrileño y de su familia.
Ambos enfrentan también la posibilidad de ser deportados una vez que cumplan la sentencia.

Miami
EFE
Ver comentarios